11 mar. 2013

Reafirmando

Es curioso lo que consigue mi jefa en sólo 5 minutos de conversación...

La semana pasada la pasé más o menos bien en el trabajo. El ambiente fue bueno. El trabajo fue saliendo, a pesar de que entre mucho más del que humanamente es posible sacar. Claro que si todo el mundo trabajara como se supone que debería, se sacaría mucho más. Pero eso es otra cosa.

Total, que no terminé con ganas de cortarme las venas, mandarlo todo a tomar viento, etc etc... y eso era una novedad, porque hacía semanas que no me pasaba.

Pero ya se ha encargado ella, mi jefa, de poner hoy las cosas en su sitio. Me tocaba despachar con ella a las 8:30. El lunes, para hacer eso que les gusta tanto, "despachar", es mal día. Especialmente si se desconecta durante el fin de semana. El "despacho" ha durado poco, más que nada porque no se puede ser más desagradable. No es que me lo tome mal yo. Es que es desagradable. Objetivamente desagradable. Que sí, que me ha quedado clarísimo que estoy en un sitio de "ordeno y mando". Y no me gusta. Y si no me gusta, lo digo. Y si hay cosas que me ordenan que creo, objetivamente también, que no se pueden hacer, lo digo también.

En fin... que he salido del "despacho" de los lunes reafirmadísima en mi intención... ME VOY. Lo de la semana pasada fue un espejismo.

Sigo enviando currículums. Y a ver cómo va este proceso de selección que está en marcha... Cruzad los dedos, tocad madera, lo que sea...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,

Soy el pesado. Pues... a mi me ha pasado la misma idea por la cabeza. Si no puedo crecer me largo, he pensado. Resulta que hay una persona que me forma para una nueva tarea, pero la formación tiene a sus límites. Hasta me desautorizaba que para escribiese un correo electrónico.Me lo tenía que dictar porque lo que yo pensase o escribiese no valía y no por un tema de falta ortográficas, sinó por incapacidad expresiva: Eso borralo, mejor pon tal, así no, pon esto, etc... No trabajo de secretario. Yo a obedecer porque si le llevas la contraria se enfada, no te habla y la formación se hace a trompicones hasta que recupera el buen humor. No hay manuales, la formación depende de lo que quiera enseñarte esa persona, claro... me he de llevar bien a base de tragarme el orgullo.

Al final me quedo, hasta que me echen, porque mis alternativas son bastante limitadas.

Anónimo dijo...

Este blog está en coma profundo.
Que descanse en paz.

Anónimo dijo...

Este blog está en coma profundo.
Que descanse en paz.