11 mar. 2013

Reafirmando

Es curioso lo que consigue mi jefa en sólo 5 minutos de conversación...

La semana pasada la pasé más o menos bien en el trabajo. El ambiente fue bueno. El trabajo fue saliendo, a pesar de que entre mucho más del que humanamente es posible sacar. Claro que si todo el mundo trabajara como se supone que debería, se sacaría mucho más. Pero eso es otra cosa.

Total, que no terminé con ganas de cortarme las venas, mandarlo todo a tomar viento, etc etc... y eso era una novedad, porque hacía semanas que no me pasaba.

Pero ya se ha encargado ella, mi jefa, de poner hoy las cosas en su sitio. Me tocaba despachar con ella a las 8:30. El lunes, para hacer eso que les gusta tanto, "despachar", es mal día. Especialmente si se desconecta durante el fin de semana. El "despacho" ha durado poco, más que nada porque no se puede ser más desagradable. No es que me lo tome mal yo. Es que es desagradable. Objetivamente desagradable. Que sí, que me ha quedado clarísimo que estoy en un sitio de "ordeno y mando". Y no me gusta. Y si no me gusta, lo digo. Y si hay cosas que me ordenan que creo, objetivamente también, que no se pueden hacer, lo digo también.

En fin... que he salido del "despacho" de los lunes reafirmadísima en mi intención... ME VOY. Lo de la semana pasada fue un espejismo.

Sigo enviando currículums. Y a ver cómo va este proceso de selección que está en marcha... Cruzad los dedos, tocad madera, lo que sea...