16 ene. 2013

Días negros

He vuelto a retomar el blog, es cierto. Pero no escribo. Y si no escribo no es porque no tenga nada que contar. ¡Qué va! Si no escribo es porque todo lo que me apetece contar es negro, pura mierda, pura tristeza, rabia, quejas... Y no quiero que mi blog vaya de eso. Podría, pero no me apetece. No quiero escribir y borrar después. Publicar un post y quitarlo a los pocos días. No quiero poner a parir a mis jefes (que les tengo unas ganas...) ni a algunos de mis compañeros, para vivir pensando que igual saben que lo he escrito yo (últimamente, en el listado de visitas veo muchas visitas en el blog desde el servidor de mi trabajo... y no soy yo, conste). Tampoco quiero crear otro blog "personal" (más, aún) y muy muy anónimo donde verter toda la mierda. Los malos pensamientos me los guardo para mí.

Ahora mismo mi mundo, mi día a día, es así. Y no me gusta. No lo soporto. No hace falta traspasar la mierda en el blog (aunque hay momentos en que pienso que si encuentro el tono, sí...). No me solucionará nada. Ya pasará. O eso espero. Sé que no se arreglará sólo, porque sí y punto. Sólo desear que cambien las cosas, no sirve. A mí no me ha servido nunca, vaya. Que los genios mágicos y las hadas sólo existen en las películas de Disney, no en la vida real. Voy a tener que hacer algo. Estoy en ello. Ayer comenzé. Poco a poco y paso a paso, que el movimiento se demuestra andando.

De mientras... seguiré buscando el tono.Y andando, pasito a pasito. Adelante.

4 comentarios:

Lileth dijo...

Te comprendo.

Un beso.

Zarita dijo...

No dejes que el mal rollo en el trabajo te afecte la vida diaria, te lo digo por experiencia: No.Vale.La.Pena!!!! Seguro que si te paras a pensar hay un montón de cosas que te gustan y que te pueden hacer sonreir cada día :)

Espero que encuentres pronto el "tono". Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ves al gimnasio que desahogarte.

O crea otro blog y no se lo digas a nadie. Que no sea de Blogger, por ejemplo Wordpress u otros. El drama siempre vende. Hay blogs de anoréxicas, depresivos, paranoicos o lo que sea. Mientras no identifiques a los demás con nombres ni a ti misma... Pues plin.

Anónimo dijo...

Pues si te tragas la mierda acabarás apestando sin darte cuenta.Sin quererlo reflejarás mal humor o "mal rollo." Así que desahogate. El arte, la literatura o la cocina son medios para sublimar emociones.

Aprender a decir no y mostrar mal genio es necesario. Te lo digo por experiencia y con un jefe. Me puse mal educado y se quedó parado. Es que hay jefes que se creen gallitos y si no te pones a su nivel de h. de put. no te respetan ni respetan las leyes.

Como más complaciente y sumisa seas más mal te tratarán. Esta norma no vale para todas las relaciones sociales, pero mi experiencia me dice que es una ley de autoprotección cuando tratas con personajillos ambiciosos que disfrutan con el mal ajeno.

Oye, que si te despiden por poner unos límites o considerar que hasta aquí basta no me des la culpa. Además mi opinión es generalista sin tener "ni flauers" de que va tu mal humor.