14 ene. 2010

Necesidades

Este año no me había hecho ningún propósito para rebajas. No tenía propósitos, ni buenos ni malos, pero tampoco tenía intenciones... Intenciones de comprar, se entiende. Y más o menos... Si las rebajas empezaron el jueves de la semana pasada...yo, ni caso. A mi bola. Siguiendo mi rutina. Ni acercarme al centro, ni la más remota intención de entrar en ninguna tienda.

Y así el jueves. Y el viernes. Y el sábado por la mañana. Total: yo no "necesito" nada. Y tengo los armarios (sí, ya son armarios, en plural) rebosantes hasta los topes. Y, si me apuráis, creo que podía vestir de forma distinta cada día, sin repetir nada, ni poner ninguna lavadora, durante un mes como mínimo.

Pero la "vuelta" del sábado por la tarde tuvo consecuencias:

- una camiseta que sólo puede servir para "salir", que es poco combinable y, no nos engañemos, poco ponible y que, evidentemente, "no necesitaba"... pero me quedaba tan bien puesta que dejarla allí hubiera sido un crimen, como se encargó de decirme la dependienta.

- un minishort, que, no nos engañemos, no sé cuándo me pondré (para ir al trabajo, ya aseguro que no), pero que me quedaba tan bien y me hacía unas piernas tan bonitas que no podía consentir que se lo quedara alguna otra.

- una camiseta de cuello vuelta, muy mona, muy combinable, de ésas que los hombres odian (por lo poco sexys que son, claro) y que, ahora que lo pienso, es sospechosamente parecida a otras muy parecidas que tengo. Y ya veremos si consigo sacar la mancha que le hice el día que la estrené.

- unos tejanos súper rebajados, de los que ya me había enamorado en plena temporada, y que se añaden a mi colección de entre 15 y 20 tejanos.

Todo, súper necesario.

Creo que aún me "faltan" mis particulares zapatitos de Cenicienta. No hace falta que me los traiga ningún príncipe. Y que conste que no tengo intención, ni propósito, ni especial idea, de buscarlos. Sencillamente, me los encontraré.

5 comentarios:

Lisbeth dijo...

Yo aún no he sucumbido a las rebajas, este año la crisis me tiene atada de pies y manos. Pero seguro que finalmente alguna cosa caerá.

Besos.

maba dijo...

sabes que sí..que te encontrarás...y cómo no, será un crimen dejarlos pero.. que estas cosas también las merecemos!!!!

besos

Maeva dijo...

Jajaja, lo único "bueno" de no tener dinero, es que no caigo en la tentación de comprar ropa que no me voy a poner.

Besos Blaudemar!!

IBI dijo...

jejej sabes que si pequeña! sabes que te los acabaras comprando somos asi , somos mujeres jajajaj

muxus

Una blogger más dijo...

;)