14 nov. 2009

Maldito karma


Hace muchos días –demasiados- que no actualizo el blog. Y no es por falta de ganas. No, qué va...Otra vez la culpa la tiene mi endémica falta de tiempo.

Entre cosa y cosa, he sacado tiempo para leer un libro estupendo. De hecho, lo devoré. Se trata “Maldito karma”, del alemán David Safier, todo un éxito de vendas en su país.

Llega un momento –ya lo he comentado otras veces- en que cada vez es más difícil encontrar algo que sea “nuevo”, que no se trate de la reescritura de otra historia ya leída, ya escuchada, ya vista o ya oída. Y cada vez sucede con menos frecuencia. Y aún es más extraño con los libros cuya única pretensión visible es entretener.

Por eso “Maldito karma” es genial. Tengo que reconocer que cuando leí la contraportada lo primero que pensé fue “anda... otro que se ha decidido a resucitar a Gregor Samsa, y tentadísima estuve de dejarlo allí donde se encontraba, en la pila de novedades. Pero me lo llevé. Y no me arrepiento.

Sin ánimo de destripar el argumento he aquí cuatro apuntes de nada sobre su argumento:

Kim Lange es una famosísima presentadora de televisión, que se encuentra en la cúspide, en el mejor momento de su carrera. En el camino hacia la fama no ha dudado en pisotear a múltiples compañeras. De pasada, ha ninguneado a su marido y, últimamente, le es infiel con un compañero de una cadena de la competencia. Además, no soporta a su madre y no hace ni puñetero caso a su hija.

Pero las cosas se le acabaran de torcer la noche en que debe recibir un premio de reconocimiento a su carrera. Aquella noche, después de enseñar el culo delante de millones de telespectadores por culpa de un vestido 2 tallas demasiado pequeñas para ella, morirá aplastada por el lavabo de una estación espacial rusa en desintegración (sí, no preguntéis…).

Kim despertará… convertida en una hormiga obrera. Buda le explicará que, ha acumulado una cantidad tan enorme de mal karma en su vida, ha sido tan mala y tan retorcida, que le va a tocar empezar desde lo más bajo, como una simple hormiga. Y ya se verá si, en sucesivas vidas y en sucesivas reencarnaciones, siempre y cuando consiga acumular buen karma, vuelve a recuperar su forma humana.

Evidentemente, el propósito de Kim es volver a ser humana, volver a estar con su familia… pero el camino, para alguien como ella, no será nada fácil. Y si ser hormiga no le gusta… puede aún ser peor.

De verdad… para mí, muy divertido. Y recomendable.