30 jun. 2009

Trenes, hilos y cambios

Que soy un culo de mal asiento eso lo sé yo desde hace años. Pero este año me estoy superando a mí misma. Hace tres meses y medio cambié de trabajo. Me apetecía mucho afrontar esa nueva etapa profesional, que tenía muy poco a ver con lo que había anteriormente y que se trataba de un trabajo muy interesante. Y realmente lo he disfrutado mucho. Y he aprendido mucho.

Pero cada vez tengo más claro que los hilos que mueven nuestra vida y nuestros destinos muchas veces no los acabamos de controlar nosotros. Sí que creo que el futuro nos lo podemos trabajar... y podemos tratar de influir en él. Vaya, como mínimo podemos poner de nuestra parte para que nos vaya por donde queremos. Por intentarlo que no quede. Pero al final hay factores externos que influyen, y mucho.

No hacía ni 10 días que estaba en mi nuevo trabajo cuando me llamaron y me ofrecieron otro puesto de trabajo. Más responsabilidades... y más sueldo. Y en algo que poco -o nada- tiene que ver con todo lo que he hecho antes. La tentación fue demasiado fuerte. No pueden dejar escaparse según qué trenes. Así que, sin pensarlo demasiado, acepté. La oferta no acabó de concretarse en serio hasta hace un par de semanas. Y mañana empezaré en mi nuevo trabajo.

Han sido unos días raros... de despedirme de gente a la que he conocido hace poco y con la que he congeniado mucho; de intentar dejar ordenados mis casos (que no cerrados, que eso es prácticamente imposible); de empezar a mirarme la normativa que regula mi nuevo ámbito de trabajo; de dormir muy poco, y muy mal, por los nervios... que aunque no lo parece, van por dentro; de tener un poco la sensación de moverme en arenas movedizas...

Pero de momento ya está, lo que se tenía que hacer ya se ha hecho... Ahora sólo toca cruzar los dedos y esperar que esa nueva etapa me vaya bien. Y confiar en que ese nuevo tren al que me he subido casi sin pensar no me lleve a una vía muerta (que es algo que me da un poco de miedo)...

10 comentarios:

MqR dijo...

Bueno mientras elijas el tren esta genial y asi vas aprendiendo cosas nuevas

bsitos wapa y muxa suert

Nimrod dijo...

Mucha suerte en tu nueva etapa ^^
Renovarse o morir que dicen =D

IBI dijo...

el que no arriesga no gana nena, veras que te ira bien si si siiii!

muxus!

Mar dijo...

Mucha suerte en tu nuevo trabajo. Los cambios siempre dan un poco de miedo cuando, como mínimo, te aportan una nueva perspectiva.
Ya nos irás contando cómo te va.
Una abraçada!

Mrs. Knook dijo...

Pues mucha suerte en tu nueva etapa!! :)

maba dijo...

estas decisiones hay que tomarlas, sí o sí

y de esta forma tú estás labrando tu futuro.... cerrarse oportunidades por miedo o por no arriesgar..es la única forma de hacer que todo lo demás vaya decidiendo por nosotros "yo me quedo aquí y que el mundo se mueva".. además de la satisfacción que supone afrontar nuevos retos..y superarlos (tu caso)

besos ánimo y un poco de suerte porque el interés y la ilusión..ya están puestos por tu parte!

besos

Tam dijo...

Hija qué suerte, tanto trabajo en tiempos de crisis.. yo espero que te vaya de maravilla, por supuesto! Eres muy valiente arriesgando y tendrás tu recompensa, estoy segura.

un beso

Parsimonia dijo...

Buena suerte en tu nueva etapa. Seguro que es mejor que la anterior y ya sabes que los principios suelen ser lo más difícil.
Besos.

Lina dijo...

Qué suerte! Con lo mal que está la situación laboral es una suerte que tengas dos ofertas de trabajo interesantes en poco tiempo.

Suerte en tu nueva andadura profesional!

Aïcha dijo...

Bueno siempre que sea para mejor bienvenido sea ^^ ánimo