5 may. 2009

Teoría y práctica... no es lo mismo

Hace cosa de mes y medio cambié de trabajo (y sí, eso ha venido a coincidir con mi bajada de ritmo en actualizar, aunque no está directamente relacionado). A mis nuevas compañeras de trabajo (porque son todas mujeres, excepto un hombre que hace jornada reducida) no les he dicho que tengo un blog.

Y hoy, por aquellas cosas de la vida ha salido el tema de los blogs. Pero por un asunto bastante serio. De hecho, ha salido el tema de UN blog en concreto. Un blog que, por aquellas otras cosas de la vida, yo había descubierto hace un tiempo y lo había visitado en un par o tres de ocasiones. Pero como que no me gustaba, ni cómo escribía ni sobre lo que escribía, lo borré de mis enlaces y dejé de visitarlo. En su momento pensé que daba demasiados datos de personas ajenas que, por motivos de trabajo, la persona que escribía el blog conocía. Nombres y apellidos, desgracias personales y problemas considerables, ajenos a ella. Eso tampoco me gustó. Para mí, estaba en el límite de considerarlo intromisión al derecho del honor, a la intimidad y a la propia imagen. Y todo porque se expresaba desde su punto de vista y desde el conocimiento personal que ella tenía de esos temas. Temas, asuntos y datos que, a mi entender, deberían estar protegidos por un estricto deber de secreto profesional.

Claro que estos derechos son lo que yo llamo “derechos-chicles”. Son interpretable y modulables y siempre acabará dependiendo de qué valor se atribuye a otro derecho, el de la libertad de expresión.

Pues bien, hoy ha salido en el trabajo, como quien no quiere la cosa, el nombre del blog. Y el de la autora. Y el resultado es que, desde mi trabajo, vamos a denunciarlo a y a pedir a Blogger que lo cierre o tome medidas. Por intromisión al derecho del honor y a la intimidad de un menor de edad. Y, si nos apura, por calumnias hacia nosotr@s. (¡!)

Yo no he podido evitarlo y he vuelto a visitar el blog, y he buscado el post en cuestión… y, bueno… “derecho - chicle”… ya lo he dicho antes. Y que una cosa es la teoría y otra la práctica. Para mí, igual no habría para tanto si no revelara ciertos datos que debería de guardarse para ella. A la vez, entiendo que la persona que lo ha descubierto se haya sentido molesta porque se refieren a ella como “cruel”, aunque sin mencionar su nombre. Y también entiendo que ofrece una visión muy sesgada de la realidad. Sólo una parte, de hecho. Y sólo su versión. Y es cierto que da el nombre y apellidos de una persona que merece especial protección por sus circunstancias personales… pero también los dio la prensa escrita en su momento y no sucedió nada.

Sigue sin gustarme este blog y me intriga ver cómo terminará la cosa. Puede que quede en agua de borrajas, porque, en el fondo, se trata sólo de una forma y un medio de expresar la propia opinión. Y que alguien sea catalogado de “cruel” no deja de ser una opinión personal. Sí que creo que no debería haber reproducido palabra por palabra el contenido de un informe con datos confidenciales y especialmente protegidos que no elaboró ella y que se hizo para unos fines muy concretos. Y que ella conoció por razón de su trabajo, un trabajo que implica un riguroso deber de confidencialidad. Eso, creo, sí que está mal. Y por aquí puede que le vengan los problemas.

Yo, por si acaso, seguiré con la boca cerrada y no diré a ningún compañer@ de trabajo que tengo un blog.

10 comentarios:

Una blogger más dijo...

Jolines, parece una novela de suspense este caso... nos mantienes informadas, vale? Que de aquí no va a salir ;)

Mar dijo...

Yo no le he dicho a nadie que tengo un blog, ni siquiera a mi chico. Tampoco explico nada del otro mundo pero creo que el anonimato me permite expresarme sin pensar en que alguien me pueda reconocer.
Espero que te vaya muy bien en el nuevo trabajo y ya nos contarás cómo acaba la historia, la verdad es que uno es libre de contar todo lo que quiera en su blog pero debería respetar la intimidad de los demás.

maba dijo...

me había perdido tu post anterior!

es un tema que justo en este blog se trató varias veces..

y opino, como tú, que el problema lo puede tener por revelar algo confidencial...

y aunque tus compañeros supieran que tienes un blog..no pasaría nada pero...yo tampoco se lo diría!

besos

Mara dijo...

vaya, vaya. Pues muy bien que haceis! Eso son principios!

julia dijo...

Ya nos contarás como va la cosa ¿ok? un besazo enormeeeee

IBI dijo...

si es un blog publico me parece fatal poner nombres y apellidos y datos personales de cosas de otras personas....

razonamiento social dijo...

huy! en mi blog me meto con Putin y Hugo Chávez. La mayoría de visitas que recibo son de latinoamérica, en especial Colombia, Venezuela y Méjico. ¿No acabaré asesinado por algún sicario?
Hay muchos blogs que insultan claramente a los políticos y por ello no los cierran. A ver como acaba tu caso. Donde ahora trabajo firmé un clausula de confidencialidad de la información laboral-profesional, y soy un simple currante! ¿Tu y las personas con un cargo similar al tuyo, como el autor del blog cirticado, no firmais algo por el estilo? En caso afirmativo es incumplimiento de la normativa laboral. En mi empresa te podrían despedir por contar segun que o más bien copiar ciertos datos informáticos.

ampa dijo...

Bufff...aqui habrá diversidad de opiniones...aunque desde luego, que se metan con una llamandote cruel no debe de hacer mucha gracia, eso está caro...

Anónimo dijo...

I just disconnected my cell phone because i thought i lost it . But i found it its an iphone and i live in canada and my plan is with rogers !! Does anyone know how to re hook my phone up step by step ?
[url=http://ivf-life.ru/index.php?option=com_mamboboard&Itemid=47&func=post&do=reply&replyto=15130&catid=5]unlock iphone[/url]

Anónimo dijo...

Me pregunto ahora si podemos hablar de las estadísticas de sitios - el volumen de búsquedas, etc, yo estoy tratando de sitios que pueden comprar espacio publicitario a través de - quiero saber si podemos hablar de precios y otras cosas. Saludos compañero que está haciendo un gran trabajo sin embargo.