9 mar. 2009

Paciencia

No me gusta dar detalles de según qué aquí, en el blog, ni meterme con nadie. Y aunque hoy me apetece más que nunca, no lo haré. Tampoco es culpa suya, supongo. Nadie tiene la culpa, de hecho. Espero que sea todo temporal y que todo pase. Por aquello que no hay mal que mil años dure… aunque espero que, tal y como me han dicho, no dure más de dos semanas…

La paciencia es una de mis virtudes –o eso creo-, pero teniendo en cuenta que hoy me la han agotado en hora y media, durante esos 15 días tendré que rebuscar aún (más) dosis de paciencia por debajo de las piedras, detrás de las cortinas y en cualquier rincón oculto… y tendré que llenar de ella mi maleta particular. Intentaré racionarla y cuando esté a punto de empezar a chillar, de pegar una patada al suelo, de dar un puñetazo en la mesa o, peor aún, un portazo, respiraré hondo y pensaré mentalmente en aquello de “ommmmmmm”.

Durante esos 15 días tendré claro que no debo presuponer nada. Nada. Ni lo más básico. Y a partir de aquí, pues adelante. Yo le pondré paciencia, y espero que él siga poniendo voluntad. Y que los demás también empiecen a poner de su parte. Y un poco de comprensión tampoco sobraría.

Y que sea lo que tenga que ser. Porque hay otra posibilidad que no va nada con mi sentido de la responsabilidad. Y ésa no es otra que “me resbale”. Que me resbale todo. Que me importe un comino. Que me desatienda de ello completamente. Pero eso no lo haré (y creo que no sé hacerlo). Eso sí, que no me abandone la paciencia.

10 comentarios:

Parsimonia dijo...

¿tema de amor, de amistad o de familia?
Bueno, te cedo un poco de mi paciencia, para que te sea más fácil aguantar estos quince días lo que sea.
Pero un poco, eh? que yo también necesito cierta cantidad diaria para sobrellevar ciertas cosas, guapa.
Ánimo!!! y moltes bessets.

maba dijo...

carros y carros de paciencia te mando desde aquí..nunca está mal tener dosis extra!!

siento que haya mala racha!

besos

Lina dijo...

Me dejas en ascuas.... madre mía, qué cotilla soy...

Dicen que la paciencia es la madre de la ciencia.

Besos.

julia dijo...

Como no sé si hablas de tu vida laboral o de tu vida personal te deseo toda la paciencia del mundo en las dos vidas, mucho ánimo blau!!! y un abrazote enormeeeeeeee

Mar dijo...

no sé por qué pero al leer el post me he imaginado que sería un tema laboral. De todos modos, si son 15 días, pronto pasarán y todo volverá a la normalidad, intenta no pensar demasiado en el tema y sé muy optimista.Piensa que desde aquí todos te apoyamos y si necesitas desahogarte, aquí nos tienes.
Un petó

Una blogger más dijo...

Je, je, je. Tu has escrito este post desde la rabia pero a mi me ha hecho reir :P. No te lo tomes a mal. I ja saps el que diuen: que la paciència és la mare de la ciència....

Blaudemar dijo...

Algunas habéis acertado. Por suerte, "sólo" se trata de trabajo. Y pasará, porque todo pasa y porque "sólo" serán 15 días en principio.
Ommmmmmmmm
Desde casa (donde estoy ya ahora) todo se ve mucho mejor... :)

IBI dijo...

eso eso nena! OMMMMMMMMM OMMMMMMM desde aqui te mando la poca paciencia que pueda yo tener jaja que juraria que es NINGUNA jajajaj pero bueno... por si te ayuda...hay va!!

muxus

Eva dijo...

Mejor que sea laboral y no personal, aunque estamos en malos momentos, trabajos buenos hay a patadas y sobretodo para grandes profesionales como tu.
Un beso preciosa y toda la paciencia del mundo for you.

Veïna dijo...

Siempre me dicen que soy un pozo de paciencia, y la verdad es que sí que tengo mucha hasta que exploto.
Si te sirve de algo, cuando estoy a punto de ponerme a gritar como una loca, cuento hasta 10 y me calmo un poco, incluso a veces entre nervios me da la risa... pruébalo noia que es gratis! ajja

Petonets