17 mar. 2009

En la orilla de la desilusión

Estoy desilusionada… aunque esa desilusión no ha sido inesperada. Me la veía venir. Hace un rato he terminado de leerme “Kafka en la orilla”, de Haruki Murakami. Y, para mí, ha sido totalmente decepcionante.

En su momento, cuando leí "Tokio Blues", ya comenté que me gustó mucho la manera de escribir de Murakami. Y sigue gustándome. Por eso he terminado un libro de más de 700 páginas. Pero mientras que Tokio Blues me cautivó, “Kafka en la orilla” no lo ha hecho.

Cuenta la historia de un chico de 15 años que se escapa de casa y que tiene muy en mente la historia de Edipo Rey… Edipo hace todo lo que hace en su vida porque intenta escapar de la predicción que hizo un oráculo cuando dijo que mataría a su padre, se casaría con su madre y tendría hijos con ella que a la vez serían sus propios hermanos. Y en “Kafka…” se repite esta idea hasta la saciedad. Y luego hay las continuas referencias al propio Kafka, el escritor, que si por algo se caracterizó es por sentirse inadaptado y poco querido. El protagonista se siente así y tiene esos mismos temores.

En fin… que cuando empecé a ver que se repetían estas ideas y se exploraban estos temas, empecé a temer lo peor. Porque ya sé que en el mundo está casi todo inventado y que casi todas las historias posibles se han contado, pero reescribir mitos –y hacerlo de esta manera y con un tipo de historia como ésta- no me parece correcto. Vaya, que es un recurso fácil. Y que lo utilice alguien otro con menos recursos, pues pase, pero que lo haga Murakami, cuyo nombre suena con insistencia para ser candidato al premio Nobel… pues no.

Para mi gusto, la historia es lenta. Demasiado lenta. He pasado casi 700 páginas esperando a que se produjera el “click” en la historia que me seduciría. Pero no ha llegado. El principio está mucho mejor que el final, que es flojo. Y me da la sensación que se ha cerrado con prisas.

Ya sé que hay gente que pensará que es una obra maestra y puede que alguien diga que no lo he entendido. O que soy demasiado realista y por ese motivo la magia y la historia fantástica de Murakami no me ha seducido. Pero no. La historia la he entendido. De sobras. Pero no me ha gustado. Para mí está sobrevalorada. Como tantas y tantas otras de otros autores consagrados.

No me gusta cuando me sucede algo así con un libro. Me siento estafada. Pero, y eso que quede claro, sólo es mi opinión.

12 comentarios:

Parsimonia dijo...

Te comprendo perfectamente. A veces leo libros con grandes expectativas que terminan desilusionándome y algunos ni siquiera los puedo terminar, que es peor.
La celebridad de los escritores contemporáneos está muy vinculada a la publicidad, por lo que no suele ser garantía de calidad.
Besos

maba dijo...

me da rabia cuando me pasa eso pero..mira... si no fuera por errores y aciertos de escritores...y por los gustos de cada uno no existiría la literatura...no??

lo que pasa es que uno tiene como sensación de "fraude" por dentro...

besos

- assumpta - dijo...

No lo he leído y no puedo opinar, pero tu opinión me sirve a mí de de referente y si tu indicas que te ha decepcionado... en fin, podemos ir a por otro.
Hace poco he terminado de leer "Los hombres que no amaban..."
y me ha pasado lo mismo. A mí me ha decepcionado. En este caso, me gustó más la segunda parte del libro que no la primea, pero todo y así no he sabido encontrarle toda la mágia que decían tiene este libro (no solo este, si no toda la trilogia). De momento la segunda obra de Larsson, para mí, no va a ser una opción.
Cuestión de gustos.
Un petonet i bona setmana !!!
;)

Mar dijo...

Una vez leí que, cuando has leído unas cuantas páginas de un libro, si no te gusta, no has de tener remordimientos en dejarlo ya que hay tantos esperando como para perder el tiempo con uno que no nos dice nada. Pensé que esta persona tenía mucha razón pero, aun así, me resisto a abandonar un libro a medio leer porque siempre tengo la esperanza de que al final me enganchará. Pero, la verdad es que no me ha pasado nunca; si a la mitad no me convence, es difícil que lo haga después.
¿Conoces "Ciao"? Yo la utilizo muy a menudo para ver qué opiniones tiene la gente sobre libros o películas y así no me llevo ninguna decepción.

Tam dijo...

Creo que la última vez que me leí un libro fué los obligatorios de la EGB por eso no soy muy apta para comentarte este post.. me das mil vueltas asi que mi pobre opinión no cuenta.

Sólo se que en esta vida también hay que decepcionarse a veces, así se aprecia mejor cuando nos pasan cosas buenas.. el próximo libro que te guste, te encantará.

besos y gracias por los ánimos

Mer dijo...

ay, es una desilución muy íntima, como si te defraudara un amigo..te entiendo...un beso!!

razonamiento social dijo...

HOla,
Pues yo casi no leo, pero me paseo de vez en cuando por galerías de arte pijas de Barcelona y veo que hay jóvenes o no tan jóvenes buenísimos, mezclados entre mierda que se hace cotizar o entre vejestorios que venden caca porque sus cuadros tienen x firma.
Murakami debe ser una caca de esas sobrevaloradas, que mientras cuente con el apoyo de la crítica y el mundo editorial seguirá vendiendo entre el público adocenado.
Quedan 7 semanas. (eso solo lo entiende Blaudemar)

razonamiento social dijo...

HOla,
Pues yo casi no leo, pero me paseo de vez en cuando por galerías de arte pijas de Barcelona y veo que hay jóvenes o no tan jóvenes buenísimos, mezclados entre mierda que se hace cotizar o entre vejestorios que venden caca porque sus cuadros tienen x firma.
Murakami debe ser una caca de esas sobrevaloradas, que mientras cuente con el apoyo de la crítica y el mundo editorial seguirá vendiendo entre el público adocenado.
Quedan 7 semanas. (eso solo lo entiende Blaudemar)

Blaudemar dijo...

Parsimonia: acostumbra a pasarme que muchos de esos libros tan publicitados no me gustan... no les veo sus supuestas virtudes... pero acabo cayendo...

Maba: sí, además que para gustos los colores. Y sé de gente a quien le ha encantado ese libro, pero a mí, plin.

Assumpta: porto llegides 50 pàgines de "els homes que no estimaven..." i m'està passant el mateix. No m'enganxa. I tothom en parla molt bé.
Però un company meu de feina, amb qui tinc gustos (i disgustos) molt similars, ja m'ho havia dit. Que ell el va abandonar a la pàgina 100... i jo...ja veurem.

Mar: ¡yo tengo perfil en Ciao! Desde que creé el blog lo abandoné completamente, y casi ya ni entro. Pero durante mucho tiempo comentaba allí (sobre libros, normalmente). :)

Tam: eso de leer va a costumbres. Yo, de siempre, he leído mucho. Y durante muchos años fue mi forma principal de evadirme. Tanto, que en mi colegio nos prohibieron quedarnos en el aula durante la hora del patio por mi culpa: prefería quedarme allí, leyendo, que no ir a jugar. :(

Razonamiento: ¡7 semanas! Eso es nada... Tengo que escribirte... y a propósito de lo que cuentas, tengo un cotilleo que te interesará (de los artistas viejos que firman...)

Gracias a tod@s por comentar!

Aïcha dijo...

Recordaba que te gusto el anterior libro de Murakami (perdona si lo escribí mal) pero es cierto que a veces los lirbos en loos que depositammos cierta confianza pues nos defraudan. De todas maneras el mal sabor de boca se quita cogiendo otro libro rápidamente. Un beso

razonamiento social dijo...

Pues yo prefería quedandome dibujar antes que ir a jugar, pero no nos castigaron por mi culpa; aunque mi papá se puso muy serio conmigo porque me quedaba en clase y no iba a jugar. Es que jugar era practicar fubol, en la hora del patio los niños solo juegan a futbol y a mi no me interesaba para nada.

Isthar dijo...

Estoy contigo, no lo puedo acabar, no puedo, me aburre, no veo donde va...