10 dic. 2008

Una espinita (des)clavada

Hay cosas que cuando se me meten en la cabeza no tengo modo humano de sacármelas. Allí están y siguen y siguen estando. Y no se van.

Hacía tiempo (un par de meses) que pensaba que “no tengo ninguna parka negra combinable con todo y algo más larga que mi abrigo”. Pero por algo uno de mis ídolos literarios (y cinematográficos) es Scarlett O’Hara. También he adoptado como mío su "leit motiv": “Ya pensaré en ello mañana”. Y claro, el mañana se convierte en pasado mañana, y el pasado mañana en la semana que viene. Y entre una cosa y otra pasan los días y tengo la misma idea entre ceja y ceja por hacer.

Total, que un viernes por la tarde de hace dos semanas me puse a buscar mi parka negra. “Buscar” tampoco es la palabra, porque yo tenía muy claro que no pensaba gastarme más de 55 euros (5 arriba o 5 abajo) en la parka, así que el territorio de búsqueda quedó muy acotado enseguida: H&M y Promod.

En H&M tenían una, muy rollo saco, pero bastante parecida a la que buscaba (es que una parka negra no da para muchas alegrías, es una pura, simple y llana parka negra). Pero iba con mi hermana y no dejó que me la probara (Sudokera, ya te vale). Pensé que “iré luego, cuando ella no esté”, pero se me hizo tarde y lo dejé. La de Promod sí que me dejó probarla, pero me hizo dudar (“con un jersey grueso te irá estrecha”) y no la compré. Evidentemente, llegué a casa pensando “tía, eres idiota. Cuando vuelvas no habrá ninguna”. Ésa es una de las Leyes de Murphy, y todo el mundo sabe (porque lo ha sufrido en carne propia) que se cumplen.

El sábado volví al Promod (de hecho fui a 2 tiendas distintas) y, efectivamente, la Ley de Murphy había seguido su curso inexorable. No había parka negra, ni en mi supuesta talla ni en ninguna otra, como si yo la hubiera soñado y nunca hubiera estado colgada de ninguna percha.

Visto lo visto, fui al H&M. Y sí, había la parka que mi hermana no me había dejado probar el día antes. Sólo una (en plan, “cógeme, que si no te arrepentirás”). Me la probé. Y bueno… no estaba mal. Era algo similar a lo que yo quería. Así que me la compré, y mientras pagaba pensaba “jo, me gustaba más la otra del Promod”.

Así que cuando llegué a casa me conecté a Internet y entré a la tienda online de Promod. Y allí estaba la parka. Así que… me la compré. Tenían que mandármela a casa en “5 días laborables”. Pero, claro, entre puentes, sábados y domingos y que yo no puedo estar en casa un día entre semana a las 10 de la mañana (que más quisiera), no me ha llegado hasta hoy.

Hace un rato he ido a buscar mi paquete a la oficina de Correos. Y al llegar a casa lo he abierto. Y sí, mi otra parka allí estaba, súper bien empaquetadita y con olor a nueva.

En un principio tenía la intención de colgar fotos de las 2 parkas y pedir consejo sobre cuál quedarme (¡nunca me ha pasado por la cabeza quedarme con las dos!). Pero no hace falta. Porque ha sido probarme primero una y luego la otra y de nuevo la primera, y decidir que me queda infinitamente mejor la de Promod. Es más ceñidita, está mejor hecha, no es tan rollo saco, no pilla pelusas, me gusta más y me queda mejor. Además, es más barata. Me confundí a la hora de hacer el pedido online y como que las tallas francesas son distintas de las españolas pedí sin querer una talla más. Y me queda mucho mejor que la que me había probado en la tienda. Así que mañana… voy a devolver la otra (sí, no se ha cumplido otra de las Leyes de Murphy, la que dice que siempre que necesitas un tiquet de compra no lo encontrarás. Estaba bien guardadito, en “su” sitio, ése que sólo reservo para posibles compras a devolver).

Y pobre del que me diga que esta ha sido una compra (más) compulsiva de las mías. ¡Porque ha sido tremendamente meditada!

La parka es ésa (ya sé, no tiene ningún secreto, pero después de lo que me ha costado tenerla es mía, mía, mía y sólo mía).

11 comentarios:

Mrs. Knook dijo...

Bueno, pues entonces ya tiene parka para el frío jejeje
Que tal por London?

Blaudemar dijo...

Mrs.Knook: ¡me voy el viernes!

julia dijo...

Está muy guapaaaa, buena decisión la que has tomado jeje...
Por cierto buen viaje a londres, jeje, seguro que te lo pasas genial.
Un besazoooo.

maba dijo...

la parka tiene todo lo que tiene que tner..versátil..calentita.. para la lluvia.. y seguro que te quda genial además... bien de precio.. no le podemos pedir más!!

buen viaje!!! y saca muchas, muchas fotos!!!!!

besos

Cristina dijo...

La ley de Murphy en ese sentido es infalible, aunque veo que tú eres una chica de recursos :P

Yo ya opto por comprar las cosas en el momento o, si no puedo, por tratar de olvidarlas para siempre. Pero ya nunca, nunca digo "ya volveré", porque sé que no funciona así :P

Aïcha dijo...

Pues bien bonita que es ^^

pd:Perdona por mi ausencia corazón pero estoy hasta arriba de informes y con las clases no me da tiempo a mucho internet

Mar dijo...

Me encanta!
Supongo que en estos momentos ya estarás volando a Londres o sea, que si lo lees al volver, espero que haya ido todo muy bien!
Besos, y gracias por visitar mi blog!

Cactus dijo...

Yo, cuando veo algo que me gusta, me lo compro sin pensarlo! Ya tendré tiempo de devolverlo cuando me lo pruebe en casa y vea que no me gusta o no me pega con lo que tengo. Y los tickets siempre bien guardaditos, por si acaso!

Y la trenca, por supuesto, muy chula y abrigadita que es lo más importante con estos frios polares!

Have fun in London!
Kisses!

- assumpta - dijo...

Pues yo hoy también me he tenido que comprar una, pues (como la ley de murphy nunca falla) ... justo esta mañana a -1º de temp. se ha estropeado la cremallera ... y yo con la parka abierta !. Esta tarde ya en lleida ... compra en Unipreus !!!
Bueno ... parka nueva !
Bon viatge i a disfrutar-lo ... ah i no t'oblidis la parka !!!

Parsimonia dijo...

Me gusta, Mar.
Un beso.

IBI dijo...

jjejeje dichosa ley de murphi.. jajjaja.

me gusta la parca nena, es de las basicas y que te sacara de muchos apuros entresemaneros jjijiji.

muxus