17 dic. 2008

Malas jugadas

Hay veces en que la vida se ensaña de forma especial con alguien. Y ese alguien se convierte en el protagonista de una broma de muy mal gusto a la que no sabe ni puede afrontarse. Es el caso de Henry Molaison, conocido en el ámbito médico como HM, que murió la semana pasada a los 82 años de edad.

Más de 50 de esos 82 años los vivió en un constante presente, sin recordar qué había sucedido sólo unos momentos antes. HM era un niño normal hasta los 9 años. A esa edad tuvo un accidente mientras iba en bicicleta. Perdió el conocimiento durante unos minutos y al despertar ya no era el mismo. Desde aquel día tuvo virulentos ataques de epilepsia que hicieron que peregrinara de médico en médico durante los 15 años siguientes, buscando algún remedio a su enfermedad. Hasta que un neurocirujano decidió operarle. Y sí, HM despertó de la operación sin epilepsia. Y sin parte de su hipocampo, que es la parte del cerebro encargada de almacenar recuerdos. Sirva en descarga del médico que por aquel entonces todo eso no se sabía.

A partir de aquel momento HM vivió en un eterno presente, incapaz de recordar qué había leído hacía sólo unos segundos; paseando por la misma calle día sí y día también, siendo siempre la primera vez para él; con las mismas dudas y las mismas respuestas que a los pocos segundos había olvidado. No le quedaba otra, y consintió en vivir gran parte de su vida en clínicas en las que su caso era estudiado. Se aprendía del cerebro, de los distintos tipos de memoria y de los recuerdos gracias a su desgraciada existencia. En todos los estudios científicos en los que tomaba parte era citado por sus iniciales, HM, y así es como alguien sin recuerdos pasará a ser recordado.

Leí esta noticia en El Periódico la semana pasada. Y me resultó sorprendente. Porque había oído/leído algo al respecto hace tiempo, pero lo creí imposible y lo atribuí a una leyenda urbana. Además, hay una película protagonizada por Drew Barrymore y Adam Sandler ("50 primeras citas") en que le sucede algo parecido: la chica pierde la memoria y sólo es capaz de recordar lo que le sucede durante un día. Al día siguiente todo empieza de nuevo para ella, con ningún recuerdo. Su novio tienen que conseguir una cita con ella cada día y enamorarla cada día. Y al día siguiente, volver a empezar. Suena tan tremendamente increíble...

Pero el pobre Henry Molaison vivió así durante casi 60 años. Realmente, si existe Dios, ahora es el momento de HM para pedirle explicaciones.

9 comentarios:

Parsimonia dijo...

Y yo que creía que HM era una tienda de moda, je, je.
Pues sí, pobre hombre con memoria de pez.
La vida a veces es muy injusta con algunas personas. Me extraña que viviera tanto.
Un beso.

julia dijo...

Dios mio, jamás había escuchado el caso. Si he visto la pelicula que dices pero no pensé que pudiese dar un caso parecido en la vida real...
Pobre hombre, pufff..

Por cierto y cambiando de tema ¿que tal te fue por londres?

¿Mañana más? dijo...

Hola, pasaba por aquí... y me ha encantado tu entrada de hoy y el diseño de tu blog. De verdad, estoy intentando personalizar una plantilla pero nada.

Me ha impactado mucho la historia de HM. Ya estaba preocupada por el Alzeimer (como se escriba) pero esto es todavía mucho peor. ¡Qué horror!.

sudokera dijo...

Eiii!!! Jo també m'estic llegint trilogia en NY!!! Copiona!!

Per cert, divendres 19.30h, pati llimona, sala ruïnes. Hi ha una foto del provador! Estarà fins el 13 de gener.

maba dijo...

ostras!! alucino!!

me esperaba un post de Londres..y me encuentro con algo que hace tan cierto lo de "la realidad supera a la ficción" ..

increible.. pobre hombre!

besos

Mara dijo...

Dios. Vivir sin recuerdos. Creo que es de lo peor que te puede pasar. Es un poco como el alzheimer, no?? Que mieditooo

Mar dijo...

Yo también he visto la película pero ignoraba que existiese alguien con el mismo problema.
Supongo que la vida no debió ser nada fácil para este pobre señor.
Espero que haya ido todo muy bien por Londres, ya nos contarás, eh??
Un petó.

Blaudemar dijo...

Mañana o pasado colgaré fotos de Londres! ¡Lo prometo!

Parsimonia: a mi también me extrañó que viviera tantos años de ese modo...

Julia: es que si piensas en la película es tan increíble... y eso que en ella Drew Barrymore recuerdo al menos lo que pasa durante 24 horas, que ese hombre ni eso.

Mañana: a mi me costó mucho dar con una plantilla que me convenciera. Abajo de todo de mi blog sale el link de donde saqué ésta.

Sudokera: vaja, per un llibre que m'haguessis pogut deixar tu, vaig i me'l compro! "Lo" del Pati Llimona ja t'he contestat per e-mail (usurpadora de la meva intimitat!).

Maba: mañana o pasado, post de Londres. Que pasar las fotos de la cámara al ordenador me saca su tiempo...

Mara: yo no quiero ni imaginármelo. Tú no te enteras, pero es inevitable para los demás pensar en que, sin recuerdos, te han robado la vida. Es tan tan tan injusto...

- assumpta - dijo...

No ho havia sentit mai!
Osti, que trist viure tota la vida sense poder tenir ni un record ...
Per tant, sense sentiments ... sense poder enamorar-se ... sense saber ni tant sols qui ets ... i així tota la vida!
Si el cel existeix, se l'ha ben guanyat!!!