15 jul. 2008

Sobre culpas y preocupaciones


Hace ya unos días terminé el cursillo sobre "técnicas asertivas". El último día, el profesor -licenciado en filosofía- aprovechó para decirnos cuatro cosas sobre culpas y sobre preocupaciones. Fue muy interesante. Posiblemente, bastante más que las 11 técnicas para ser asertivos que también aprendimos. Así que voy a intentar explicarlo yo en este post.

Seguramente todo el mundo conoce a gente que ante una pérdida importante reacciona de forma completamente distinta. Es el típico caso de dos hermanos que pierden a su padre. Podemos ver como uno de ellos se recupera en cuestión de días o semanas y es capaz de volver a hacer su vida normal, mientras que el otro queda completamente hundido y entra en una profunda depresión que le impide "vivir". La causa no tiene que buscarse en cuál de ellos quería más o menos al padre, sino en su forma particular de enfrentarse a los hechos y a la visión de lo que le ha sucedido. Es decir, que más que los hechos en sí (la muerte de un ser querido), serán los pensamientos de cada uno sobre este hecho los que determinarán la forma de actuar ("qué haré ahora yo solo", "lo echo tanto en falta que no sé vivir sin él"... o "la vida continúa", "él no hubiera querido que me hundiera").

Son ese tipo de pensamientos de carácter totalmente negativo los que condicionan nuestra vida diaria y nos impiden disfrutarla. Concretamente, hay dos tipos de pensamientos totalmente nocivos e inútiles: las culpas y las preocupaciones.

El sentimiento de culpa mira al pasado. Nos pasamos el presente sintiendónos culpables por algo que ya ha pasado. "Lo hecho, hecho está". Gran verdad. No podremos cambiarlo por mucho que pensemos sobre ello. Deberíamos hacer autocrítica, analizar nuestros errores y seguir adelante. Nunca obsesionarnos y hundirnos en un sentimiento de culpa.
Y la preocupación mira al futuro. Podemos llegar a estresarnos (en el sentido literal de la palabra) pensando en el que pasará y generándonos ansiedad. Porque, además, los que se preocupan demasiado sólo se preocupan en negativo y predicen para ellos mismos que les pasarán cosas horribles... Y, ésas, son predicciones que luego nunca se cumplirán. Con lo cual lo único que han hecho ha sido perder el tiempo, angustiarse y tener miedo a un futuro que no será cómo ellos creen. Si preocuparse es malo, no lo es planificar nuestro futuro, "ocuparnos" de él en sentido positivo. Tenemos que pensar en nuestro mañana, pero nunca desde el temor.


De hecho, parece ser que se ha comprobado en varios estudios que hay personas que pueden llegar a tener un 60% de sus pensamientos diarios en forma de preocupaciones. Está bastante claro: están "perdiendo" un 60% del día en algo completamente inútil que no lleva a ningún lado y que lo único que hace es angustiar o algo peor.

Mientras perdemos tiempo sintiendo culpa por algo que ya ha pasado o preocupándos por algo que probablemente no sucederá (o que si sucede deberemos ocuparnos de ello en el momento en que pase), no vivimos nuestro presente. Así que la conclusión de todo esto es bastante clara: fuera pensamientos nocivos y CARPE DIEM. Que la vida sólo es una y el momento en que tiene que vivirse es el presente.

8 comentarios:

Soboro dijo...

Hola Blaudemar:
Me ha gustado recibir tu comentario en el blog y he querido visitarte al tuyo, del que me he llevado muy buena impresión.
Conozco en teoría todo este tema de la asertividad y de la inteligencia emocional porque mi padre hace cursos de este tipo y yo, a veces, se los he pasado a ordenador.
Además es una temática que me gusta.
En los últimos años ha surgido también una corriente de interés por la búsqueda de la felicidad ya que vivimos un tipo de vida que genera mucho estrés, frustración y desencanto.
Hay un programa de un adiestrador de perros que dice que los animales nunca miran el pasado o el futuro, sino que miran el presente por eso carecen de los sentimientos de culpa que nos martirizan.
Un saludo.

maba dijo...

es tan humano! pero tan poco enriquecedor!!

no podemos evitarlo, lo de las preocupaciones... a veces matan, directamente... y la culpa?? es un sentimiento horrible, como el arrepintimiento.. que no te llevan a ningún lado.. en vez de hacer autocrítica, como señalas tú, preferimos golpearnos el pecho... como si eso nos redimiera..

mi padre siempre me dijo el famoso dicho: si tiene solución ¿de qué te preocupas? y si no la tiene..¿de qué te preocupas? ... pero soy consciente de que él no lo cumple.

muchos besos, interesantísimo el post y el tema

Nimrod dijo...

He escrito una parrafada sobre mi actitud ante estas cosas y tras releerlo me ha parecido tan friki que lo he borrado y te digo que a pesar de las adversidades y que a veces uno pueda estar algo de capa caida con segun que cosas, en mi caso seguir adelante no es un esfuerzo sino algo automatico, puede que arrastre eso que duele pero como dijo Walt Disney:

"Sigue siempre adelante"

(desde que vi Descubriendo a Los Robinson esta puñetera frase me ha marcado, lo se xD)

Salu2

Mrs. Knook dijo...

Qué gran verdad, pero qué difícil es llevarlo a la práctica a veces, verdad?

Cactus dijo...

Qué razón tienes en todo lo que has escrito, pero... quién lo cumple de veras?!

Creo, que quizás, poco a poco, vamos aprendiendo, y te "preocupas" sólo por un tiempo, pero lo haces, cuando lo que deberíamos hacer en realidad desde el principio es analizar los hechos, aprender de lo "malo" e intentar que no vuelva a ocurrir, es decir, una autocrítica, como tú has comentado...

Yo creo firmemente en la autosugestión: pienso que si te levantas con el día torcido y ya crees que te irá mal, algo malo te ocurrirá (no me refiero a ninguna catástrofe tampoco)... pero que sin embargo, estás de buen humor e irradiando positividad, sólo te sucederán cosas buenas, o al menos, nada malo ocurrirá..

Cambiando de tema radicalmente: he leido en el blog de Ibi que vas a pasar en Berlín unos dias... Creo que dije que colgaría en mi blog las fotos de mi viaje en cuánto me las pasaran, asi que estoy en ello!! Si te pasas a lo largo de la tarde por mi casita, allí espero que estén si Blogger me deja!!

Un besazo desde Bremen, guapa, y perdona el rollooo!

Moi dijo...

totalmente de acuerdo.

besos!

Blaudemar dijo...

Gracias a todos por comentar.

Soboro: había oído algo sobre la memoria de los perros. Es bien curioso, no? No recuerdas y eres feliz. Un poco como la felicidad de los ignorantes, de aquel que "no sabe".

Maba: ese dicho se lo digo siempre a mi pareja, que se preocupa demasiado por todo. Pero hace como tu padre, dice que sí, y luego a seguir preocupándose... total, para nada.

Nimrod: Pues a mi me parece que "seguir siempre adelante" es una buena solución. ES un poco como pensar que lo pasado, pasado está. Y si ha habido cosas malas, pues mira... otras mejor vendrán.
De hecho, yo no acostumbro demasiado a plantearme "si he hecho", "qué haré", "cómo haré", "qué pasaría si...". Soy más de tirar adelante, que pase lo tenga que pasar. Lo bueno, bienvenido sea, y lo malo, ya pasará. (Soy bastante optimista y "despreocupada").

Mrs. Knook: claro, es que no somos asépticos, ni vivimos en una burbujita de cristal. Pero eso también depende mucho de cada persona, de su manera de ver el mundo y sentirlo.

Cactus: todo está relacionado. Siempre tenemos días mejores que otros y si tenemos capacidad de autosugestión (que hay gente que no la tiene!), eso puede ayudarnos. Pero creo que sin llegar al extremo de la superstición, o del miedo al "y si...".
Por cierto, que me has puesto los dientes largos con tus fotos de Berlín. Ya te he comentado en tu blog.

Moi: gracias por pasarte!

coco dijo...

estoy tan de acuerdo... aunque me ha costado tiempo entenderlo, una vez que lo he logrado disfruto mucho más de todo. Si no, la vida es una agonía...!

un besazo joya