27 may. 2008

Un Oliver Twist de hoy en día

Nunca he creído demasiado en el destino. Vaya, que yo siempre creo que el futuro se lo forja uno con su esfuerzo y, si es posible, mejor con un poco de suerte. Generalmente creo que los resultados que obtenemos son consecuencia de las acciones que realizamos. Prefiero pensar eso a creer que mi futuro está en manos inciertas y voluntades ajenas a mí.

Pero ahora mismo no sé muy bien qué pensar.

Acabo de leerme la entrevista que hace "La Contra" de La Vanguardia a Mario Capecchi y me he quedado cuanto menos pensativa. Su historia es la siguiente: hijo de madre suiza y aviador italiano que siempre pasó de él. La madre, antinazi, muy liberal, previó que podía acabar en la cárcel y vendió todos sus bienes. Entregó el dinero y su hijo a unos granjeros tiroleses. Ella, efectivamente, estuvo años en un campo de concentración. Al año y poco los granjeros le dijeron al niño que se había terminado el dinero y que adiós muy buenas. Desde los 4 años hasta los 9, Mario Capecchi malvivió mendigando y robando en las calles italianas durante la dura postguerra.

Cuando su madre lo encontró se fueron a vivir a Estados Unidos. Él no aprendió a leer hasta los 13 años... y descubrió que era un empollón. Se doctoró en Harvard con honores y empezó su carrera investigadora. En 2007 obtuvo el Premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre genética. Y a los 70 años, gracias a una foto suya publicada en un periódico cuando recogió el Nobel, la hermana que su madre había tenido en el campo de concentración y a quien él nunca había conocido, pudo contactar con él.

¡Casi nada!

11 comentarios:

laetitia dijo...

A menudo me surge la misma duda. Siempre he pensado que con esfuerzo puedes conseguirlo todo... hasta el año pasado cuando Joaquín me dejó por primera vez. Ahora lo tengo claro. En el fondo, mi filosofía es que la vida te da las cartas y tú las juegas. Así que supongo que en el fondo, depende un poco de todo. Porque vamos a ver, por mucho esfuerzo que pusiera, yo no podría ser futbolista, igual que no podría ser una persona superficial. En cierto modo, estamos determinados, pero lo que hagamos con nuestro DAFO es cosa nuestra.

Un besazo,

Gema

PD1. ¡¡¡¡¡Muchas gracias por el premio!!!!

PD2.DAFO: debilidades,amenazas, fortalezas y oportunidades (mentalidad de empresa, qué vamos a hacerle)

Blaudemar dijo...

Laetitia: claro, estoy de acuerdo. Nosotros tenemos nuestras cartas y en función de nuestro empeño -y de la suerte, no nos engañemos- las jugaremos mejor o peor. De hecho, podemos incluso decidir no hacer nada con nuestra vida o echarla por la borda...

Pero como que no somos bolitas autónomas que pululamos por el mundo y nos relacionamos, nuestro futuro siempre estará condicionado por los demás y por cómo interactúan con nosotros. Y es que, ni queriendo, podremos controlarlo todo de manera "aséptica".

Mrs. Knook dijo...

Las vueltas que da la vida (y que nos hace dar).

maba dijo...

Me ha encantado la historia de este hombre...

el debate que planteais.. un día leí en una carta a un periódico una madre que decía algo así " intentamos transmitir a nuestros hijos que si lo desean (o con esfuerzo) pueden conseguir todo lo que se propongan....y no es así ya que para ciertas cosas se deben tener aptitudes..." y yo añado que en otros casos además de tener aptitudes hay que estar en el momento y en el lugar adecuado o poder realizar el esfuerzo económico adecuado...
ejemplos: actriz: yo no lo sería nunca por mucho que lo deseara porque no valgo...alguien que sí vale pero no puede hacer el esfuerzo ecónomico de pagarse una escuela, irse a vivir a una capital...esperar el tiempo que haga falta a que salga su oportunidad... y lo acaba dejando..

conclusión de la mujer de la carta: tenemos que estar preparados también para los fracasos porque con tanto mensaje de esfuerzo y querer es poder..no estamos preparados para asumirlos y eso acarrea muchos problemas.

lo sé...larguísimo...pero es que el tema es muy interesante!!!

besos

Blaudemar dijo...

Maba: sí, tenemos que estar preparados para lo bueno y para lo malo. Muchísimas veces, ni deseando algo con muchísima intensidad, ni intentando hacer lo que esté en nuestras manos, lo conseguiremos. Victorias y fracasos, es lo que nos depara la vida. Yo creo que nuestra actitud para enfrontarnos al desengaño ante algo que no sale como queremos es básico para tirar adelante y fijarnos otros retos.

Tambien podríamos entrar en los métodos que hay para conseguir las cosas que uno quiere. Yo hay cosas que que nunca haría, pq no salen de mí y pq no. Pero, por ejemplo, ayer chafardeando en la fnac ví un libro que se titulaba "Aprende a manipular para conseguir lo que quieres". Me quedé bastante a cuadros...

maba dijo...

me acabas de dejar a cuadros a mí!
un libro del tipo autoayuda para aprender a manipular!!

increible!

Maria stories dijo...

Eso sí que son casualidades! Madre mía!

La verdad es que es una cuestión que me planteo muchas veces. Hasta qué punto se puede cambiar el destino? Por ejemplo si te tiran las cartas, te leen la mano, etc... Es una paranoia! De hecho vi una peli sobre esto pero ahora no recuerdo el título.

Un beso y gracias por contarnos estas cosas tan interesantes... y peculiares!

Blaudemar dijo...

María: sí, sé por dónde vas. ¿Hasta qué punto si supiéramos las consecuencias de nuestro actuar y qué nos pasaría, podríamos cambiarlo? ¿O hay algo que nos impide cambiarlo porque la fuerza del destino es superior a todo?
Me has dado una idea para un futuro post: el mito de edipo rey. Es una pasada, y la idea central es ésta, muy presente en la grecia antigua: el destino está prefijado, y aunque tú creas que huyes, te estás engañando y te estás dirigiendo directamente a él...
La película no sé si es la que tú dices, pero hay una protagonizada por sandra bullock que trata de eso: una médica que sabe qué pasará en el futuro, e intenta evitar que un chico q vive en el pasado muera. Lucha con el destino y en ese caso vence ella. No sé si es esta la película...

susana dijo...

Es para pensarlo si, pero vamos q siempre hay un caso q rompe la regla no? lo q kiere decir q la regla esta o al menos yo asi lo veo.

Bss

Diana dijo...

La historia me ha puesto los pelos de punta!!! Qué fuerte!! La verdad es que hay gente que se supera y logra salir de un entorno muy duro y forjarse una vida mejor. Este hombre se ha ganado a pulso ser feliz y vivir bien. Besitos!!

Anónimo dijo...

Creo que todo se lo curra uno mismo, la suerte sólo hace que nuestros objetivos lleguen más tarde o más temprano.