27 may. 2008

Un Oliver Twist de hoy en día

Nunca he creído demasiado en el destino. Vaya, que yo siempre creo que el futuro se lo forja uno con su esfuerzo y, si es posible, mejor con un poco de suerte. Generalmente creo que los resultados que obtenemos son consecuencia de las acciones que realizamos. Prefiero pensar eso a creer que mi futuro está en manos inciertas y voluntades ajenas a mí.

Pero ahora mismo no sé muy bien qué pensar.

Acabo de leerme la entrevista que hace "La Contra" de La Vanguardia a Mario Capecchi y me he quedado cuanto menos pensativa. Su historia es la siguiente: hijo de madre suiza y aviador italiano que siempre pasó de él. La madre, antinazi, muy liberal, previó que podía acabar en la cárcel y vendió todos sus bienes. Entregó el dinero y su hijo a unos granjeros tiroleses. Ella, efectivamente, estuvo años en un campo de concentración. Al año y poco los granjeros le dijeron al niño que se había terminado el dinero y que adiós muy buenas. Desde los 4 años hasta los 9, Mario Capecchi malvivió mendigando y robando en las calles italianas durante la dura postguerra.

Cuando su madre lo encontró se fueron a vivir a Estados Unidos. Él no aprendió a leer hasta los 13 años... y descubrió que era un empollón. Se doctoró en Harvard con honores y empezó su carrera investigadora. En 2007 obtuvo el Premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre genética. Y a los 70 años, gracias a una foto suya publicada en un periódico cuando recogió el Nobel, la hermana que su madre había tenido en el campo de concentración y a quien él nunca había conocido, pudo contactar con él.

¡Casi nada!

26 may. 2008

Premios

Mrs. Knook me ha dado ese par de premios. Y, la verdad, que alguien crea que mi blog se merece estos premios me hace mucha ilusión. ¡Gracias!



Puede que alguno de mis nominados tenga los premios, pero ahí van:

- Laetitia y su Alegría
- Maba y su Escaparate del bazar
- Cocó y su Estilario
- Regina Ex-libris y su Diario de una librera
- María y su María short stories

Pensándolo bien, creo que estos premios se los merece todo blog que esté más o menos actualizado, con contenidos interesantes y amenos. Así que podéis daros por premiados todos los blogs de mi lista de favoritos.

24 may. 2008

Peto floreado: ¿Cómo os lo pondríais?

Hace un par de semanas entré en una tienda de Terrassa en la que no entro casi nunca. ¿Por qué? Pues porque la dependienta, una señora de mediana edad, es bastante pesada y siempre tiene demasiadas ganas de "ayudar". Y yo sólo quiero mirar, sin que me agobien.

La tienda es bastante pequeña y tiene un poco de todo, de marcas conocidas, de marcas desconocidas y cosas sin marca, pero normalmente lo mejor son las camisetas o las blusas, porque son originales y una no se ve repetida. Me gusta lo que tiene, pero es eso: entro, me agobia la dependienta (cuando le dices que sólo miras, empieza a seguirte a medio metro de ti) y me marcho sin prácticamente mirar.

Pero hace dos semanas, cuando la mujer ya me había dicho "te ayud0" (yo creo que tiene un terror descomunal a que le desordenen la ropa), me enamoré. Entre las blusas blancas había un peto de seda floreado de Replay. Me lo probé, con una camiseta blanca debajo, y genial. Me lo pensé un poco -por el precio-, pero al final sucumbí. Me gustaba demasiado y mentalmente visualizé unas cuantas posibles combinaciones.

No he podido estrenarlo. No hace tiempo aún y está lloviendo día sí y día también. Pero, en principio, había pensado ponérmelo con un tank top blanco o amarillo debajo y con pantalón blanco o pantalón pirata tejano y unas sandalias doradas tipo romanas de hace un par de temporadas (pero que están prácticamente nuevas) .



Pues bien... esta semana compré la InStyle y oh, sorpresa! Allí estaba mi peto, en una de sus propuestas de la sección "diario de estilo". Particularmente, esta propuesta no me acaba de convencer demasiado. Me sobra el cinturón -creo que el peto pierde toda la gracia- y esa falda vaquera de Mango, no sé...




¿Vosotras cómo os lo pondríais?

19 may. 2008

Meme (III): cosas que no me importan y cosas que me gustan


Una blogger más ha vuelto a nominarme a otro meme. En esta ocasión se trata de compartir 6 cosas que no nos parecen importantes y 6 cosas que nos gustan. Bueno, pues allí vamos:

6 cosas que no me parecen importantes

1. Las "noticias" sobre los cutre-famosos. La verdad es que me aburren soberanamente y, sinceramente, no me interesan nada.

2. Mantener una relación -sea del tipo que sea- que no lleva ni llevará a ningún sitio. Quedar por quedar y hablar por hablar cuando ya no hay nada que decirse y la conversación es totalmente forzada.

3. Ir a sitios (bautizos, bodas, cenas...) "porque toca". Me da auténtica pereza y, si puedo, intento escaquearme, ya sea con una mala excusa o bien diciendo que para mí eso es un compromiso y bla bla bla.

4. Las películas "de ostias"... y las de gritos, y las de miedo, y las de marcianos, y las que se eternizan porque están llenas de planos largos y silencios eternos (esas últimas, normalmente se caracterizan por contar una historia aburrida o, peor aún, una "no historia").

5. Tener que terminar cosas que no me apetecen ni me interesan (eso es: terminar de leer libros que no me gustan, terminar cursos que no me interesan en absoluto, terminar de ver películas soporíferas de las que he desconectado a los tres minutos...).

6. Los musculman que pululan por los gimnasios. No me parecen importantes ni ellos, ni sus músculos, ni sus conversaciones ni, sobretodo, las conversaciones sobre ellos.


6 cosas que me gustan

1. Saber más de temas que me interesan. Puede ser desde historia medieval o personajes históricos excepcionales, hasta costumbres de determinados mamíferos. Y también noticias y cotilleos sobre personajes famosos que no son cutres (lo que es cutre y lo que no, lo decido yo en función de mi criterio cambiante).

2. Quedar con gente a la que quiero y que me aporta mucho y con la que puedo hablar y hablar durante horas, pasando de un tema a otro, del más tonto al más profundo.

3. Descubrir sitios nuevos y revisitar los antiguos que me han encantado.

4. Las historias "nuevas". Entiendo por "historias nuevas" aquellas que me sorprenden porque no las he "visto" antes, ni las he "leído", ni las he "escuchado". Y eso, en el mundo en el que vivimos, en que todo -o casi todo- ya está visto, escrito o se ha contado, cuesta.

5. Aprender idiomas. Me gusta, y ya. Por gustarme, incluso me lo pasaba bien en las clases de latín y griego clásico.

6. Los hombres "interesantes". Creo que me estoy haciendo mayor... ;)


La segunda parte del Meme consiste en nominar a 6 bloggers. Y mis nominaciones van para:

Susana, de Más que ropa
Todo el mundo que quiera y que no ha estado nominado aún.

14 may. 2008

Atardecer en el Nilo


En julio hará dos años que hice estas fotos. Son de un atardecer en el Nilo, en Egipto. Y cada vez que las miro me entran ganas de volver. Entre la primera y la última toma no pasaron más de 3 minutos.



12 may. 2008

Ver para creer (II)

Hoy es fiesta en Barcelona, con lo cual todo-todito está cerrado.

Ayer por la tarde-noche estaba en Barcelona, y en la puerta de una peluquería habían colgado esto:

¡Es que hay cosas que no pueden olvidarse!

8 may. 2008

Metablogueando

Hay algunas cosas que se aprenden en el colegio que nunca se olvidan. Y no sé por qué se recuerdan unas y, en cambio, hay otras que entran por una oreja y a los pocos días han desaparecido por la otra. A mí no ha habido manera que se me borraran de la memoria las funciones del lenguaje. Odiaba profundamente este tema, que salía invariablemente año tras año sólo en clase de castellano y que me aburría año sí y año tambien(en clase de catalán, en cambio -y por suerte- no nos lo explicaron nunca. El tema estrella era la "historia de la lengua"... que me interesaba bastante más).

Pues bien: una de las dichoses funciones que tiene el lenguaje es la metalingüística, que es la que utiliza el lenguaje para hablar del mismo lenguaje.

Y, haciendo un mal símil, yo voy a metabloguear. Es decir, voy a utilizar mi blog para hablar de los blogs en general.

Un día de esta semana -no recuerdo si era lunes o martes-, mi pareja me comentó una noticia que había oído en la radio (me la contó muy por encima, porque no recordaba los detalles. Yo he utilizado San Google para encontrar más información). Resulta que una bloguera había sido despedida por su empresa porque escribía un blog. Ella había llevado el caso a los tribunales y había ganado: los jueces han condenado a la empresa por despido improcedente y han tenido que pagarle 44.000 euros, el sueldo de todo un año.

La bloguera en cuestión se llama Catherine Sanderson. Su blog se llama La petite anglaise, y en él ha explicado cosas de su vida desde 2004, cuando dejó su Inglaterra natal y se trasladó a vivir a París. Cuenta cosas de sus relaciones, de su hijo, algo -muy poco y muy general- sobre su trabajo, y SIEMPRE bajo seudónimo. Su blog se hizo muy popular y por esas casualidades que tiene la vida un día su jefe lo leyó. Adivinó que la autora del blog era su empleada. Y la despidió porque "atentaba contra la buena imagen de la empresa".

En este caso la historia de Catherine tiene un final feliz, porque además de ganar el juicio y cobrar una indemnización, una editorial le encargó que plasmara en un libro las vivencias que ya había reflejado en su blog.

Mi pareja me lo contó en plan "vigila sobre lo que escribes y cómo lo escribes". Bueno, yo ya vigilo lo que escribo. Cuando abrí el blog se lo dije a gente que me hacía especial ilusión que lo leyeran. Y claro, aunque hay veces que me apetecería despotricar contra conocidos y desconocidos y contra el mundo conocido y por conocer, pues no lo hago, porque creo que este blog no es el sitio más adecuado para ello y hacerlo tampoco me ayudaría en nada.

Incluso en un blog totalmente anónimo puede ser "peligroso" hablar de:

-broncas varias y (malas) relaciones familiares;
- ese (hipotético) compañero de trabajo que todos hemos tenido que soportar estoicamente y que se caracteriza por no importarle demasiado su higiene corporal;
- o de esa otra que se caracteriza por escuchar todas tus conversaciones telefónicas y que hace suyo el papel de "si yo fuera tu madre";
- esa amiga que es amiga, pero que siempre llama cuando hace 20 minutos que ya la estás esperando en el sitio acordado para decir que, como la última vez, hoy tampoco va a poder venir;
- tu fantástica vida sexual, detallando marcas corporales de los múltiples amantes y número de polvos por noche que te han echado;
-etc.

Eso del "peligro" es muy relativo, dependerá de -haciendo uso de un término económico- lo "amante del riesgo" que sea cada uno. Hay personas a las que les resbala todo lo que les digan.

De hecho, incluso sin ser tan personal, podría ser muy peligroso en un país como China escribir algo que conlleve cierta crítica a los poderes públicos, tipo: "hoy, cuando estaba esperando el metro, tenía un par de jóvenes sentados a mi lado que, despreocupadamente, han empezado a cortar y a repartirse una buena bolsa de maría. Han tenido tan mala suerte que los dos otros chicos no tan jóvenes y bastante más guapos que estaban sentados a su lado han resultado ser policías de paisano. En vez de detenerlos o multarlos, los han "invitado" a que esparcieran la maría por la vía del metro". Por cierto: que esto es totalmente cierto. Yo no he podido evitar reírme.

Yo no soy especialmente "amante del riesgo". Y ya conté hace unos meses que no quería que nadie se me enfadara o se me ofendiera. La verdad es que tampoco me apetece poner verde a nadie por escrito (me gusta más criticar, como toda maruja que se precie, de viva voz, con más marujas -o marujos-). Y si hablo de estos temas, no lo haré nunca de manera que pueda haber suficientes datos para que otras personas puedan sentirse atacadas. O utilizaré el humor, que es una gran invento y ayuda a hacer la vida mejor y más fácil.

Y me sabe mal cuando veo que hay blogs que leía frecuentemente y que fueron los que, en cierta medida, me empujaron a abrir el mío que se han visto obligados a "cerrar" porque sus propietarios se han visto descubiertos por gente de su entorno. Y ante el miedo de ser objeto de burlas o de una incomprensión generalizada prefieren borrar el blog que tanto les había costado tirar adelante. Me supo especialmente mal -porque puedo imaginarme la dureza de las críticas que recibió- que una adolescente norteamericana borrara su blog porque había sido descubierto por sus compañeros de instituto, que le dedicaron todo tipo de comentarios bastante crueles y ofensivos en su propio blog y en su día a día en los propios pasillos del instituto.

"Vive y deja vivir"... ¿Por qué una cosa tan fácil es a veces tan difícil?

6 may. 2008

Meme (II): Cosas que me gustarían hacer en la vida

Hace ya unos cuantos días, Marta, de “Una blogger más” me nominó a hacer un meme. Trata sobre “las 8 cosas que me gustaría hacer en la vida”. Me lo he estado pensando y, la verdad, si me pongo a pensarlo en plan serio es complicado decidirme por unas cosas y no otras. Pero bueno, ahí va.

Me gustaría (no están por orden):

  1. Tener más tiempo. Las 24 horas que tiene el día no me bastan. Y esa sensación de "no llegar" no la soporto. Igual podría planificar mejor mi tiempo y organizarme mejor...
  2. Hacer cosas que realmente me gusten. Y en ese mismo sentido, tener la sensación que he vivido cómo quiero vivir y he mandado yo en mi propia vida.
  3. Viajar. Ya sé que lo dice todo el mundo, pero a mí también me gustaría visitar países lejanos, descubrir ciudades nuevas y revisitar algunas de las que ya he estado.
  4. Ser feliz. Es complicado serlo el 100% del tiempo, pero sí que me gustaría que cuando de viejecita recuerde mi vida tenga la sensación que he sido mayoritariamente feliz.
  5. Ligada con la anterior, también me gustaría tener la sensación que he hecho (mayoritariamente) feliz a la gente a la que he querido y que me ha querido.
  6. Tener hijos. Como mínimo uno. Y, evidentemente, verlos crecer bien.
  7. Sentirme realizada en mi vida profesional. Tener oportunidades y aprovecharlas.
  8. Escribir “algo” que valga realmente la pena.

No voy a nominar a nadie, porque creo que a estas alturas todo el mundo blogueril lo ha hecho ya o ha estado nominado. Pero si alguien quiere hacerlo, adelante.

3 may. 2008

La ruta del ferro

Había una vez una chica que decidió comprarse una bici. Pero se la compró y no le daba demasiado uso. Eso tenía que cambiar. Y la chica se fijó unos "propósitos de año nuevo" que, poco a poco, va cumpliendo.

Esa chica soy yo, y hoy he hecho la primera excusión "en serio" con la bici.
Ya en Semana Santa tuvimos (mi pareja y yo) la intención de hacer la "Ruta del ferro" (la Ruta del hierro), pero tuvimos que posponerlo. Hasta hoy.

La Ruta del ferro sigue el trazado de la antigua vía del tren que unía Ripoll - Sant Joan de les Abadesses - Toralles. Servía para transportar el carbón que se extraía de las minas de Toralles y Ogassa. Las minas cerraron en 1967, y ya desde entonces dejó de funcionar el tren en el último tramo. En 1980, coincidiendo con el centenario de su inauguración, dejó de funcionar también en el trayecto Ripoll-Sant Joan de les Abadesses.

El recorrido es de unos 12-13 km. Y en Toralles -que es cuando termina el tramo asfaltado- puede seguirse hasta Ogassa. Pero la pendiente ya es mucho mayor. Todos los km anteriores transcurren por el medio de bosques, bordeando el río Ter y con una subida muy suave (que a la vuelta es bajada). Si se va con tiempo vale la pena aparcar la bici en Sant Joan de les Abadesses y visitar el pueblo. Y lo mismo con Ripoll.

Mi bici: la protagonista de hoy.


En pleno trayecto.

Esto es ya en Toralles. El camino asfaltado se había terminado y empezaba la vía forestal, con bastante más pendiente, que lleva hasta Ogassa. Nosotros aquí nos hemos parado y hemos dado media vuelta, hasta Sant Joan de les Abadesses, donde hemos comido. Después hemos deshecho el camino hasta Ripoll.

El puente de Sant Joan de les Abadesses. El río es el Ter.