7 mar. 2008

Mujeres, ¡reivindiquemos!

Yo no soy mucho de celebrar los “Días de…”. Normalmente no me acuerdo, o si me acuerdo –o más bien me lo recuerdan- me da mucha pereza. El Día Internacional de la Mujer tampoco lo “celebro” –y menos si cae en un sábado, como este año, que hará que esté todo descafeinado-. Sí que acostumbro a tomar parte en los actos “reivindicativos” o informativos que organizan algunos sindicatos en mi centro de trabajo.

Más que celebrar, creo que las mujeres –trabajadoras y no trabajadoras- tenemos todo el derecho del mundo a reivindicar un trato que nos permita convivir en condiciones de igualdad con el hombre. Y esa reivindicación deberemos de ejercerla mientras:

* Sigamos cobrando menos que los hombres por realizar los mismos trabajos.

* Haya más mujeres que hombres en el paro, y mejor formadas.

* Si se accede a puestos de mando sea a cambio de renunciar a tener una familia.

* La conciliación de la vida laboral con familiar siga siendo sólo cosa de mujeres. Sí, de esa mujer que va a mil por hora y tiene la sensación de no llegar nunca a nada. Superman es sólo un personaje de cómic. De Superwomans, en cambio, conocemos a montones.

* Cuidar a los demás sea también sólo cosa nuestra.

* Existan hombres que nos consideren SU posesión.

* Exista gente que se atreva a cuestionar que el cuerpo de la mujer es suyo y de nadie más.

* Etcétera, etcétera y etcétera.

Además, este año hace un siglo que se celebra el Día Internacional de la Mujer. El 8 de marzo de 1908 se produjo un incendio intencionado en la fábrica textil Cotton Textile Factory, en Nueva York. Los dueños de la fábrica habían encerrado a sus obreras para evitar que acudieran a una huelga en la que se demandaban mejores salarios, reducción de la jornada laboral a 10 horas, tiempo para amamantar a sus bebés… Murieron 129 mujeres, la mayoría carbonizadas, pero hubo otras que optaron por tirarse por las ventanas para escapar de las llamas.

Estado en el que quedó la Cotton Textile Factory.

En el mes de marzo de 3 años después volvió a producirse un incendio en otra fábrica textil: el de la Triangle Shirtwaist Company, también en Nueva York. Murieron 142 obreras más, la mayoría inmigrantes que trabajaban en una pésimas condiciones laborales.

Por estos motivos, acabó instituyéndose la celebración del Día Internacional de la Mujer el 8 de Marzo. En los primeros años, además de reclamar mejoras laborales, reivindicaban también el derecho al voto femenino y se hicieron movilizaciones a favor de la paz durante la Primera Guerra Mundial. En los años 60 y 70 resurgió con fuerza el movimiento feminista y la ONU acabó declarando el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer.

Han pasado años. Se ha avanzado mucho. Pero queda aún mucho camino para recorrer.

7 comentarios:

laetitia dijo...

Es un gran post. La verdad es que es muy triste que las cosas sigan así y que las personas tengamos que justificarnos continuamente por intentar que todos tengamos los mismos derechos. Es más triste todavía saber que hay muchos otros derechos por los que luchar, como la vida, que tan poco valor tiene para tantas personas. Un beso,

Gema

susana dijo...

No me acorde del día, gracias por recordarmelo aunq estemos a domingo. La verdad q si no es de manera general (1 de mayo) el dia pasa bastante desapercibido y mas siendo sabado.
besicos wapa!

maba dijo...

hay mucho que reivindicar, efectivamente. de acuerdo contigo en todo.
No sabía lo de las fábricas ni el origen del 8 de marzo.. estoy muy impresionada.
besos

IBI dijo...

yo ni me acorde del día jajaja

Monica Alvarez dijo...

Una fecha como el 8 de Marzo no es un capricho superfluo.Las reivindicaciones de la mujer han tenido un costo en vidas humanas.Mucho ha costado hacernos un espacio social que no sea en el area doméstica ,en una cultura patriarcal.Son miles de años de este tipo de cultura que está muy arraigada en nuestros cerebros,en la educación,en la vida cotidiana, en fin , en tantas cosas.
Romper esquemas es una ardua tarea pero no por eso debemos de abandonarla.
un abrazo

Luis López-Cortés dijo...

Efectivamente, queda camino por recorrer. Gracias por compartirlo.

mala dijo...

un gran post para una gran mujer! gracias reina!

besossssss