3 mar. 2008

En la fábrica

Ayer visité el Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña (MNACTEC), en Terrassa. Se encuentra en una antigua fábrica textil, muy bien conservada, con las máquinas que utilizaron los trabajadores de entonces.
Metiendo el carbón en el horno.

La chimenea -altísima- vista desde dentro.

La máquina de vapor, clave para el funcionamiento de toda la fábrica.

Niña de unos 13-14 años en un telar. La explotación infantil, al orden del día.

Es realmente muy interesante de ver. La exposición empieza debajo del patio, que era por donde tiraban el carbón, sigue por la chimenea y las calderas en las que se quemaba el carbón necesario para activar la máquina de vapor que movía todas las máquinas necesarias para convertir la lana u otras fibras en tejido. La exposición termina en la tienda donde se vendía la tela. A lo largo de la exposición es bastante curioso ver los carteles que se colgaban en las paredes de la fábrica. Las cosas no han cambiado tanto y estoy segurísima que muchos empresarios -de atreverse- los seguirían colgando.




Más información en la web del museo.

10 comentarios:

mala dijo...

que guay, me encantan las antigüedades!
ver toda esa maquinaria y tratar de intuir como allí se trabajaba... buf como me gustaría tener una máquina del tiempo! quizás sólo así llegase a comprender verdaderamente lo afortunada que puedo llegar a ser!
los carteles son geniales, y más ciertos que todas las cosas! un poco estricto suena, pero creo que es la clave para que muchas cosas funcionen como debe ser, es que ya se sabe, nos dan la mano y nos cogemos el brazo! jeje

besosssssssss y gracias por tu post

maba dijo...

me encanta el post, que visita mas chula!! como mala, me encantaria tener una maquina del tiempo.. y, la verdad, es que algunos museos y centros se lo estan currando para que la tengamos a nuestro alcance..

la verdad.. estoy de acuerdo con muchas de las frases..sobre todo con la del ejemplo!!!

gracias por compartirlo!!

Anónimo dijo...

Srta. Libèl·lula

Osti que fort els meus pares coneixien molt als antics propietaris de la fàbrica, que els pobres ho van passar molt malament en les inundacions del 62. Per sort, i desprès de la crisi del tèxtil, la Generalitat els va comprar la fàbrica per fer-hi el museu. És una autèntica meravella!!!!!

Anónimo dijo...

Srta. Libèl·lula dijo....
De totes maneres, la fàbrica molt maca, però les condicions laborals d'aquella època terrorífiques! I els cartellets tela!!!

IBI dijo...

que visita tan interesante!!

que fuerte lo de los carteles eh? jajajaj espero que no me ponga algo así mi jefe jejee

muxus

Maria stories dijo...

Jo estube no hace mucho. La visita es dramatizada y muy divertida!

Mer dijo...

ohhhhhhhhh por dios!!!!!!! esos carteles son HISTORIA!!!! QUE FANTASTICOS!!!! como dices, si les dejaran, muchos los tendrian (aunque no me tires de la lengua, que puede que haya cosas similares en el 2008 occidental, ni hablar de oriente...)

David dijo...

Qué chulada de museo nena!!! y... sobre todo los cartelitos que son la bomba; eso sí procuraré que no los vea ningún papanatas de mi empresa; no sea que se le ocurra una "fantástica idea" xDDDDD

Besos

Namy dijo...

que chuli!!...
adentrarte en la historia e imaginarte aquello...que guay!!...
que visita mas chachi,eh?...
los carteles son geniales...cuánta razón...
si encuentro esos carteles se los planto a mi padre en la fábrica...jijijiji,besitos.

Namy dijo...

que chuli!!...
adentrarte en la historia e imaginarte aquello...que guay!!...
que visita mas chachi,eh?...
los carteles son geniales...cuánta razón...
si encuentro esos carteles se los planto a mi padre en la fábrica...jijijiji,besitos.