13 mar. 2008

Corran señores, que se trata de una emergencia

En un mundo ideal podríamos imaginarnos:

* Un edificio nuevo de 7 pisos en el que trabajan unas 500 personas.

* Este edificio tiene un Plan de prevención de riesgos moderno.

* Por lo tanto, sus puertas de emergencia están debidamente señalizadas, se abren hacia fuera –no hacia dentro-, las alarmas se oyen en todo el edificio y la megafonía funciona.

* Si algún día a Prevención de Riesgos le da por hacer un simulacro de evacuación del edificio, debe de suponerse que eso es secreto.


En el mundo real la “cosa” ha evolucionado de la siguiente manera:

* Efectivamente, el edificio es nuevo y en él trabajan unas 500 personas. Normalmente hay bastantes más personas “de paso”, ya sea en entrevistas, reuniones y cosas peores. No todos los visitantes se caracterizan por ser precisamente gente “tranquila y razonable”.

* Me río yo del Plan de prevención de riesgos “moderno”. De hecho, ¿”eso” es un Plan?

* No todas las puertas de emergencia abren hacia fuera. Además, para evitar robos y otro tipo de “alteraciones a la normal convivencia”, algunas de las puertas se cierran por dentro con llave.

* Se hacen sesiones de “formación” al personal sobre “cómo evacuar el edificio en caso de emergencia”.

* 500 personas hablan mucho. Las secretarias de dirección, también. “Simulacro, simulacro, simulacro... shhhhht! ¿Pero yo no os he dicho nada, eh?”.

* Llega “EL” día. Es un secreto a voces. Encima, llega una compañera de trabajo y dice que “tengo un amigo mío, que es “mosso”, y me ha dicho que hoy hacemos el simulacro de evacuación del edificio de 12:00 a 12:45”. Yo: “¿?”. Ella: “Sí, es que están obligados a comunicarlo a Servicios Centrales, y, claro, él lo sabe”.

* A les 11:45, la jefa de Prevención de riesgos viene a ver al compañero que se sienta delante de mí y hace un “aparte” con él. Él se pone la bufanda y la cazadora. Y se sienta en su silla, con un post-it con una extensión de teléfono apuntada que le ha dado la jefa de Prevención en la mano.

* A las 11:59 suena el teléfono del compañero. Descuelga. 5 segundos. Y cuelga.

* A las 12:00 el compañero llama a la extensión telefónica del post-it: “Soy, xxx, de la unidad de xxx. He recibido una llamada telefónica en la que me decían que han colocado una bomba en el edificio”. Yo me parto de la risa. Todos los compañeros que lo han oído también. Él cuelga y se va, sin decir nada. Coge el ascensor (luego me dirá que había bajado sólo hasta el primer piso y después a pie, para “disimular” ante los de seguridad de la entrada y los de prevención que también estaban allí).

* A las 12:04 suena algo parecido a una alarma que parece más el politono de un móvil.

* Empezamos a evacuar. Hay cola en el lavabo, de gente que está “aprovechando” porque no saben cuánto tiempo estaremos fuera.

* Bajamos todos por la escalera. Hay gente de otros pisos que tienen salidas de emergencia cerradas con llave. Somos como 500 personas bajando y un imbécil –que no tiene otro nombre- subiendo. También tienen que salir las “visitas”. Eso supone un “problema añadido” –en según que “visitas”- para la gente que en aquel momento estaba atendiéndolos. Tienen que explicarles que es un simulacro.

* Nos encontramos todos al “Punto de encuentro”. Somos la “atracción”. Todos los vecinos salen al balcón.

* Los “mossos” tardan mucho en llegar. Y esto que la comisaría está prácticamente al lado.

* Cuando llegan, sólo son 2, que no interrogan al compañero que ha recibido la amenaza de bomba. Entran al edificio y miran todos los lavabos de todos los pisos del edificio. Se olvidan del parking subterráneo.

* No ha venido ninguna ambulancia.

* A las 12:50 se acaba el simulacro.

* Los de seguridad no dejan que cojamos al ascensor. Subimos por la escalera. Hay plantas cerradas, porque las puertas cierran automáticamente (yo creo que los “mossos” no han mirado en todos los lavabos, digan lo que quieran) y la gente tiene que esperarse sentados en la escalera media horita de nada a que alguien vaya a abrirles.

Espero que en esta mierda de mundo real no tenga que evacuarse nunca en serio este edificio.

9 comentarios:

maba dijo...

casi que sin comentarios...

ya si eso llevate un chaleco de esos hinchables del avión (de los de cuando vas de barcelona a madrid..por si acaso te caes en el Ebro).. que, fijo, que para algo te valen

besos, guapa

deseando verte en el reto de demo. yo no me decidi.. lo dejo apra otra

Mrs. Knook dijo...

Jajaja, yo si oigo a un compañero mío diciendo lo de la bombe, me tienen que sacar a mí arrastras porque no me tendría en pie de tanto reírme jajaja

Y sí, la verdad es que es bastante triste lo que cuentas.

Besos.

coco dijo...

jajajajajajajajajajajajajaja! espain is diferen! estoy completamente segura de que si llaman con una amenaza de bomba real, la gente empieza a gritar sin contenerse. Y a correr con el sálvese quien puede bien presente... que por algo somos seres humanos egoístas por naturaleza.

Mer dijo...

:-O

coco dijo...

nena, que te he visto en el reto de demonée y estás impresionante! me ha encantado!

maba dijo...

anda, coco, te me has adelantado.. yo venia a decir lo mismo!!

me encanta como te queda el "male style"
besos.. y buen fin de semana!!

Blaudemar dijo...

Maba,Coco: Gracias! Ahora voy a postearlo aquí, que en el trabajo no es plan!

David dijo...

La verdad es que en todas las empresas los simulacros son unas ridad, pero están obligados por ley. En el edificio nuevo en el que estamos nosotros en INDRA una de las empresas mas importante de las Tecnologias de la Información, nos quedamos encerrados sin poder salir del edificio y eso sí que es de risa.

Voy a seguir preparando mi equipaje que mañana sábado vuelo para¡¡¡Japón!!!! estoy nerviosíiisimo nena.

Petonets

David dijo...

pordón, ridad = risas (confundí la "s" por la "d") xD