14 feb. 2008

El post de los lamentos

Creo que ese va a ser "el post de los lamentos". Y eso que ha pasado ya una hora, y me he mirado al espejo unas cuantas veces y poco a poco me voy acostumbrando y la cosa no me parece tan mal.

He ido a la peluquería. De hecho, he cambiado de pelu. La que iba últimamente, era muy modernilla, muy fashion, y muy cara. Y que tampoco acabábamos de entendernos. Yo me conformo con poco, y aunque me hagan un corte raro, pues me acabo "acostumbrando". Qué remedio. "Ya crecerá". Pero eso de cortes desiguales, vaciado de un lado y del otro no, y me hiciera el color que a ella le pareció que "queda bien con mis ojos"... pues no. Y encima, luego, sablazo.
En una mala hora de hace unos 4 meses me dio por decir "sí, sí, lo quiero corto". Y ya lo tenía corto, pero tenía una media melenita que me gustaba... y nada... que acabé con el pelo corto. Y sigo así, porque no tengo paciencia y porque no me gusta el pelo "a medio crecer".

Hoy, como siempre, no me he explicado. No sabía a qué peluquería ir, porque entre cambios de trabajo y de piso y trastadas y descontentos varios, ya no tengo ninguna "pelu de confianza" fija. Total... que he pensado "una que no sea tan cara como la última mega-fashion y de corte raro" y he acabado en una de Cebado.
"Ummmm, veo que tienes ficha abierta.. Hace dos años que no venías". Pues sí. ¿Y qué? No me apetecía dar explicaciones. Y eso que quedé contenta.

En fin... que el color bien. Me lo ha hecho una chica. Pero luego ha entrado una "bruja" cincuentona que ha hecho pucheritos porque esta chica es "su" estilista. Y a mí me ha tocado para cortar otra. Y no nos hemos entendido. "Quiero que me iguales las patillas, que me vacies por detrás, que me cortes el flequillo". "Sí, sí"... que ha sido no.

A medida que me iba cortando y veía como caía pelo y más pelo a mi alrededor, he empezado a llorar interiormente. "Me va a dejar como para ir a la mili". Y ella seguía cortando. Tijeratazo aquí y allí. Y otra vez a cortar por donde ya había pasado. Y al cabo de un rato, volvía a pasar.
"BASTAAAAAAAAAAAA", decía mi yo interior.

Total... que creo que nunca he llevado el pelo tan corto. "Ya crecerá". Sí, ya crecerá... pero va a tardar mucho.

Ahora que ha pasado un rato, cada vez me disgusta menos (yo me adapto y me resigno a todo)... pero... que yo no quería eso.

Ah! La "bruja robaestilistas" seguía allí cuando me he ido. Le estaban arrizando con rulos el pelo rubio mechado, haciéndole la manicura francesa y no sé qué miles de cosas más. Bruja, más que bruja. Sólo le faltaba tener aparcada la escoba a la puerta, preparada para echar a volar en cuanto saliera... Que el lunar negro con pelos negros en la barbilla ya lo tenía.


Cuando he salido de la pelu me sentía como el pajarraco ese. Y cuando me estaba cortando me parecía al gato enfadado ese... Grrrrrrrrrrrrrrr....

9 comentarios:

Anónimo dijo...

como decia mi abuelo:
Burro mal esquilao a las 3 semanas aparejao!!


jajaja
No te preocupes, seguro q estás muy guapa.

1 pellijco

Monica Alvarez dijo...

Lo que experimentas en la peluqueria lo vivimos muchas mujeres. A veces nos dejan contentas y otras con rabia o disconformidad.El problema es que no todas las peluqueras dominan su oficio.Pero paciencia.Ya vendran cortes mejores.
Saludos desde Chile

IBI dijo...

ohhhh joe que rabia da verdad? en fin animo que seguro que le pillas el truqui para apañartelo tu guay en casa a tu gusto y tranqui que enseguida crece!!

laetitia dijo...

jejejejejeeeeeeeeee. Lo siento, pero jejejejejeeeeeeeeeee (y me río porque a mí también me pasa y al final es lo único que puedo hacer)

Maria stories dijo...

Yo nunca he arriesgado con el pelo, como mucho el flequi y más de una vez le he dicho a la peluquera que dejara de cortar, es que cuando pillan las tijeras no hay quien las pare.

Como yo estoy encantada con mi melena, intento ir a peluquerías no muy fashions que no quieran experimentar con mi pelo. Ahora voy a la madre de mi cuñado que es una señora que le encantan las melenas! Así que todo solucionado!

Sí nena visc a Terrassa, muy a mi pesar. Jo sóc d'Esparreguera però el meu novio de Terrassa i vam decidir instal·lar-nos-hi TEMPORALMENT. Quina vergoña! Si em veus pel carrer com si res eh! Jajajja!

Anónimo dijo...

Yo hace 3 años que voy a un Rafel Pagès que está cerca de casa y siempre hacen lo que les pido, aunque me dejo aconsejar pero sin extremismos, pero esa experiencia hace años también la viví, y más de una vez. No soporto esas peluquerías que intentan hacerte lo que quieren. Quien paga manda, hay que decir no.

Rebeca dijo...

A mi me pasa lo mismo, cuando estoy en la pelu y veo que me están haciendo algo que no quiero nunca me atrevo a protestar, y luego salgo todo cabreada porque no me gusta lo que me han hecho y encima he pagado.

Tendremos que aprender a decir, Paraaaaaaaaaa!! Esto no es lo que te he pedido.

Bueno, pero no te preocupes que el pelo crece muy rápido. Te lo digo por experiencia, que el año pasado me hicierón un corte de pelo... pero ahora ya vuelve a estar largo.

Cactus dijo...

Bueno bueno... tema peluquerias es un tema sin fin!!
Hay algunas que se piensan que tienen las tijeras y por ello, tienen el Anillo Único como el de Frodo y que tienen el Poder Absoluto de hacerte lo que les dé la gana!
Yo, por suerte, dejo mi cabeza y por consiguiente, mi melena, en las mismas manos desde hace ya unos añitos, y no me he arrepentido más que una vez porque me cortó el flequillo una chica que era nueva.. Le dije "Por encima de las cejas" y ella me lo dejó "A mitad de la frente"... Menos mal que el pelo crece, aunque el mio lo haga más lento...
Besazos!

mabaza dijo...

jajaja.. es inevitable reirse..porque la otra alternativa es llorar!!!

yo tengo una teoría añadida: NUNCA, pero NUNCA te dejes cortar el pelo por alguien que tenga el pelo más corto que tu!!!

muchos besos.. estoy introduciendome en "your own world"... y me esta gustando (si es que te vale de algo mi opinión