12 feb. 2008

Adicciones


Hoy he mantenido una conversación bastante seria e interesante sobre adicciones. Adicciones, vicios, aficiones y costumbres... Que no son lo mismo.

Y me he acordado de un artículo que leí hace ya algunos meses en la revista "Peso perfecto", que me regaló mi dietista. Como que el artículo era muy interesante -y me "afectó" algo, porque me sentí identificada en parte con lo que decía-, lo guardé. Y ahora lo he buscado. A mi este artículo me sirvió para darme cuenta que tenía un casi-problema, o que si no paraba iba a tenerlo. Y me controlé un poco. Yo tengo dos casi-adicciones que con fuerza de voluntad intento controlar: una, las compras y otra, los dulces, especialmente el chocolate. He tenido "épocas" de otras cosas: internet, libros... Son aficiones o hobbies que a veces se me han "descontrolado" un poco -quizás voluntariamente- y que me han servido para "desconectar" demasiado del mundo real.

Porque no es adicto sólo el drogadicto, el bebedor compulsivo o el ludópata acérrimo. Hay otras adicciones, que igual porque no afectan directamente y visiblemente la salud o porque en cierta medida todo el mundo "participa" en ellas, no son consideradas tan nocivas, pero esconden algo. Igual que la droga o el alcohol, también son perjudiciales: comprar sin ton ni son, pasar horas y horas en internet (o mirando la tele, o jugando con videojuegos)... Y también: el teléfono, el sexo, el trabajo, el café... Podemos convertirnos en esclavos de muchísimas cosas que, en la medida que nos esclavizan, hacen que perdamos nuestra voluntad y, por lo tanto, el control de la situación (y de nuestra vida).

Ahora me he releído este artículo. El perfil del adicto responde a una persona con cambios de humor e intolerante a estímulos desagradables, impulsivo, con baja autoestima y en busca de sensaciones nuevas. La solución no pasa normalment por tomar determinado tipo de fármacos, sino por controlar la conducta. Y eso será posible cuando el adicto haya tomado conciencia de su realidad y empieze a realizar intentos para controlarse. Y como que la adicción es la respuesta a un estímulo (o más de uno) que causan ansiedad, deberá aprender a exponerse a ellos.

A mí, lo que me hizo pensar "tate, nena, contrólate, que eso no puede acabar bien" fue este test:

1. ¿Crees que realizas alguna conducta con demasiada asiduidad?
2. ¿Dedicas más tiempo del que deberías a algunas situaciones?

3. ¿Algún familiar o amigo te ha hecho notar el mucho tiempo que empleas en ciertas conductas?

4. ¿Alguna conducta tuya te hace sentir culpable?

5. ¿Piensas que tienes habitualmente problemas de control en determinadas acciones?

6. ¿Te renuncia difícil a renunciar a determinados hábitos?

7. ¿Se resienten tus relaciones de alguno de tus comportamientos?

8. ¿Has prescindido de actividades placenteras para realizar una conducta nueva?

9. ¿Has intentado dejar una conducta de la que creías sentirte dependiente y no has podido?

10. ¿Algunas actividades interfieren más de lo normal en tu vida diaria?

Y la solución:

- Sí a 3 preguntas o menos: lo que tú tienes es un hábito normal y no afecta a tu vida diaria.

- Sí entre 3 y 5 preguntas: quizás alguna conducta considerada habitual para ti empieza a convertirse en adictiva sin darte cuenta. Es el momento de empezar a trabajar para modificarla y que no descontrole tus impulsos (aquí estaba yo).

- Sí entre 6 y 10 preguntas: seguramente hay un comportamiento que no puedes controlar y del que estás realizando un uso inadecuado. Reconocer su existencia es el primer paso y ver cómo está afectando tu vida, el siguiente. Tiene solución, pero debes modificar tu estilo de vida.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

TRANQUILAAAAAAA........!!!!!
Mi diágnostico en tu caso es autoestima baja junto a la necesidad de sentirse algo superior, que precisamente va unido a autoestima baja, para compensar. Eres caritativa para sentirte querida.
¿Qué no se lo que me digo? Pues hace años pesaba 47, soy hombre y mido 1,72. Aunque ello no significa que todas las adicciones tengan la misma causa.
Si quieres saber sobre adicciones de drogas buca cocaina y dopamina por internet.
Desconozco la relación entre dopamina adicción a compras, ludopatia, etc... Para mi no te sientes lo valorada que querrias o qu querria tu cebro. En el fondo todo somos una ensalladilla de neurotransmisores, eso que tu llamas voluntat es una parcela de la ensalada, una determinada combinación de neutransmisores.

Blaudemar dijo...

anónimo: autoestima baja, pues supongo que sí. Pero yo sé muy qué provoca que tenga la autoestima baja. Y eso, es como todo, y me va a épocas...
Y el tema de la voluntad y los neurotransmisores... pues sí, puede ser, pero está claro que poniendo de tu parte se consigue -o se intenta- manejar la situación.

Anónimo dijo...

sudokera dice: (és que no em deixa posar nom avui...i anònim no em dic) ummm...ara em sento culpable per dir-te que anèssim al promod... glups

IBI dijo...

arriba esa autoestima nena que tu vales muxoooo y punto pelota jajaja

muxus

Blaudemar dijo...

Sudokera mig anònima: doncs no et sentis culpable, que jo no em vaig comprar res. I últimament, quan vaig de compres amb tu, no em compro res. Això sí... dissabte em vaig comprar el pantaló blanc de ratlletes de temporada nova "tan xulo" que t'agradava... mmmm.... però me l'he d'emprovar amb les sabates q me'l posaré i sense mitges a sota, que em sembla que em farà bosses per tot arreu. Així que potser el torno.

Ibi:No creas, si estoy bien. Sólo que aquí se ha empezado a hablar de autoestima y vale, que ya sé que hay días que la tengo por los suelos, pero casi siempre la tengo "en su sitio". Y mis adicciones son "casi-adicciones", pero las tengo detectadas y las voy controlando. Y nada, que a mí me gusta la ropa, y me gusta comprarme cositas, y comer chocolate... y con control, pues adelante. Pero eso sí, con control.

Gracias por comentar, guapas.

coco dijo...

uy, yo no me atrevo, no vaya a ser...

en realidad, lo importante es aceptarse como una es: con sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas. Pq al fin y al cabo, somos únicas y eso es lo mejor que nos puede pasar.

Y tú, nena, vales mucho!!!!!!!!!!
besos