2 ene. 2008

Si yo fuera rica...

Yo creo que si fuera rica mi vida sería muy parecida a la de hoy. Vaya por delante que yo me consideraría rica suficiente si no tuviera que trabajar. Hoy estoy de vacaciones. Hasta el próximo lunes.

Ahora que ya han pasado la mayor parte de días de atracones navideños (sólo queda Reyes), me apetecía un día de “tranquilidad”. Un día “normal”. Pero sin tener que levantarme pronto ni ir a trabajar. Y, por fin, hoy, 2 de enero de 2008, ha sido MI día.

Me he levantado tarde. A las 9 o así. He desayunado bien. Eso es: zumo de naranja natural, tostadas con jamón y café con leche. Y me he ido al gimnasio. Soy rara, pero me gusta ir al gimnasio en las horas en que nunca puedo ir. Los días de cada día por la mañana son mis preferidos. Sólo hay abuel@s y señoras con pelo peinado de peluquería y mechas rubias que no trabajan y que SIEMPRE van a clase de pilates. Para mi es como un lujo, porque no puedo ir nunca. Ya de paso, así he empezado a cumplir alguno de mis propósitos para el año nuevo.

Por cierto, en el gimnasio me he pesado. Y... he bajado casi quilo y medio (sí, con atracones navideños incluídos). Pero es que he hecho caso a la dietista, que me permitió comer lo que quisiera por Nochebuena, Navidad y demás... siempre y cuando siguiera su plan de menús para los otros días. Que, por otro lado, están súper bien. Estoy comiendo mejor esos días, haciendo un primero, un segundo y un postre cada comida, que cuando voy más por “libre”.

Ya en casa, he marujeado. Como que tenía que prepararme la comida y tenía que ensuciar fogones, he pensado que, “ya puestos, ensuciemos bien”. Así que he adelantado mogollón de trabajo. Ya tengo puré y caldo y la comida y cena de mañana bastante avanzadas. Es que odio limpiar los fogones...

Esa tarde he ido a dar una vuelta. Justo salir y ¡plas!, empieza a llover. Si es que ya sabía yo... En fin... pa’lante. En Zara ya están preparando las rebajas. Ropa arriba y abajo. E incluso vestiditos de la temporada primavera-verano “rescatados” del almacén a precio pre-rebajil. A ver si alguna pica. Supongo que el lunes 7 estarán súper rebajadísimos. Es que he visto un vestido que llevé yo en una boda el mes de junio pasado al mismo precio que yo pagué... Yo, la verdad, ya estoy un poco harta de ver la misma ropa... Siempre me pasa, cuando llegan las rebajas lo tengo todo tan visto que ya no me “inspira nada”. Algo caerá, pero poco.

Ya véis... No he hecho nada especial. Sólo no ir a trabajar. No seguir horarios. Marujear. Salir. Merendarme un chocolate con mini-ensaimadas (eso no lo había dicho)... Y estoy súper feliz. Si yo fuera rica, mi vida sería así (con algún que otro lujo más y alguna que otra escapadita más).

Mañana, más.

2 comentarios:

sudokera dijo...

És que els millors dies són els que tens festa i no n'hauries de tenir, quan tothom està treballant i tu estàs passejant xino-xano, amb la calma...
doncs res...mentres m'arriba aquest dia començo a preparar-te fustetes per enganxar!!

Rawal mon amour dijo...

Doncs si, ets sents ric passejan-te pel barri cap a les 10 del matí, quan només hi ha la gent que fa horaris "estranys", artistes, estudiants...esperits lliures
Sembla que amb ells, puguis ensumar una mica de la seva llibertat d'esperit.

jo he tornat al yugo, ah! el vil metall...:(