17 dic. 2007

Carcassone, ciudad medieval



Este pasado fin de semana ha sido mi cumpleaños (29, ya), y parte de mi regalo ha consistido en una escapada a Carcassone. Ya había estado hace un par de años, pero me gustó tanto que no me ha importado repetir (y repetiría de nuevo), incluyendo Perpignan esta vez.

Carcassone es la ciudad medieval fortificada mejor conservada de toda Europa. Es impactante ver desde la lejanía como reina, majestuosa y segura, desde encima de una colina.

Los orígenes de esta ciudad enmurallada se encuentran en época romana, pero fue en la Edad Media cuando se convirtió en una ciudad muy importante por estar situada en un núcleo estratégico de comunicaciones en tierra fronteriza. De aquí sus murallas imponentes. Durante un tiempo, Carcassone perteneció al condado de Barcelona, con el que mantenía relaciones de vasallaje. Posteriormente, el vizconde Trencavel, que ya lo era de la zona de Béziers, se proclamó también vizconde de Carcassone, y el condado de Barcelona nunca reclamó su feudo.

Carcassone era una ciudad próspera, que cobraba muchos impuestos por las mercancías que circulaban por sus caminos. Era lógico que estuviera en el punto de mira de muchos señores. Y como en el palacio de los vizcondes Trencavel se recibía a los ideólogos del catarismo, ésta fue la excusa perfecta para atacar la ciudad.

Los cátaros fueron considerados por la Iglesia como una secta, que negaba la Santísima Trinidad, la divinidad de Cristo y su forma humana. Rechazaban los ritos, las jerarquías, el bautismo y el matrimonio se condicionaba al derecho de repudio. Evidentemente, sus creencias chocaban de pleno con la Iglesia Católica. Sus creencias giraban entorno del concepto del mal, que provenía de todo lo carnal. Por lo tanto, exigían abstinencia total, principio que sólo era seguido por los puros o los “cátaros” y que exigía un rito de iniciación y purificación... que normalmente se recibía en el momento de la muerte (aunque había también quien lo aceleraba por medio del suicidio, del martirio –el fiel dejaba que le asfixiaran o que le cortaran las venas- o de la “endura” –se dejaba morir de hambre-).

La creencia en estos principios –o la oportunidad de intentar apoderarse de los bienes de la Iglesia- tuvo adeptos entre algunos señores feudales de la zona de de Foix, Béziers, Carcassone... Como que negaban la propiedad privada, también contaron con el apoyo generalizado de las clases populares.

A principios del siglo XIII el Papa Inocencio III promulgó una cruzada contra los cátaros, también llamados albigenses. Simón de Montfort era quien mandaba la cruzada. En 1209, después de tomar Béziers, ordenó el asesinato a cuchillo de 20.000 personas, incluidas mujeres y niños. Carcassone cayó este mismo año, tras dos semanas de sitio. El vizconde Trencavel murió poco tiempo después, en prisión. Simón de Montfort se apoderó de los dominios de los Trencavel. Con el tiempo, Carcassone pasaría a pertenecer a los dominios del rey de Francia. A mediados del siglo XIII se construyó la segunda muralla de la ciudad, que pasaba así a ser prácticamente inexpugnable. Los posibles invasores desistieron siquiera de intentar sitiarla.

Con el fin de la Edad Media, la ciudad fue progresivamente abandonada. En 1659, con el Tratado de los Pirineos (España cedió el Rosellón a Francia), Carcassone recibió su golpe de gracia, al perder definitivamente su función de ciudad defensora de la frontera francesa. Sus habitantes, poco a poco, la abandonaron y fueron a vivir a la Carcassone “de abajo”, a los pies de la ciudad enmurallada, y “La Cité” fue degradándose.

En 1844, bajo la dirección del arquitecto Viollet Le Duc, comenzaron las obras de restauración la ciudad. En 1997 la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad.
Una de las dos entradas que tiene La Cité: "La Porte Narbonnaise". Es uno de los sitios en los que más frío he pasado en mi vida. Pasa un viento realmente muy muy frío. Cruzada la puerta, sigue haciendo frío, pero nada que ver.

Vista de la ciudad enmurallada. Es realmente fácil ver la ciudad como inexpugnable.


Vista de dentro de La Cité. Aparte del castillo (una muralla dentro de otra muralla) merece mucho la pena pasear por sus calles. Hay tiendas de artesanos y múltiples sitios encantadores en los que pararse a tomar alguna bebida caliente.


Foto tomada desde el castillo de los Trencavel. A lo lejos se ve la Basilique de Saint Nazaire et Saint Celse. Impresionante, vista desde dentro.


Detalle de una gárgola de la Basilique.


Dentro de la Basilique había un pesebre... pero ¿y el Niño Jesús? ;)

Esta foto es del "Castillo de los Reyes de Mallorca", que se encuentra en Perpignan. Está bién, es bonito, y si se va a Perpignan creo que debe visitarse... pero si se compara con Carcassone, no hay color.

9 comentarios:

Valley Girl dijo...

Hola! Su picturas es muy fabuloso!

Rawal mon amour dijo...

NENA!!!!!!
FELIÇ ANIVERSARI!
sóc un desastre...em pregunto si m'ho perdonaràs...

ja trobarem la manera d'arreglar-ho. Aprofita els vintipico ;P

mala dijo...

felicidades niña!!

oye que bien explicadito todo, para que luegan digan que en internet no se aprende nada!

tiene que ser precioso verlo en directo! yo sueño con haber nacido en la época medieval!

lo del niño jesús es un misterio sin resolver... jajajaja

besossssss

Srta. Libèl·lula dijo...

Per molts anys !!!!!!....Hem quedat en remullar-ho després de festes, oi? El viatge pel que veig genial i les fotos molt xules, hi vaig estar l'estiu passat i també feia un fred del quinze. Apali molts petoneeeeeeeets!!!!

mer dijo...

felicidades!!!!!
que linda ciudad, me encanta...y toda la zona, es súper romántica,
besos
mer

Bimba dijo...

q fotos mas preciosas!! un bso!

David dijo...

FELICIDADES VIEJA!!!!! xDDDD

Que muy bonitas las fotos; qué envidia (pero de la sana xD)

Ya vi ayer mi pisito... todo un sueño como puedes comprobar en mi fotolog.

Venga Besos (petonets)
Mi Chupa

Blaudemar dijo...

Gràcies a tots per comentar
Gracias a todos por comentar.

Valley: me alegra que te gusten

Rawal: sí, tenim "coses" pendents (dinar, rebaixes... ummm).

Mala: Vale la pena ir, pero vé dispuesta a pasar frío.

Srta. Libèl·lula: després de reis em poso en marxa i preparo "l'ordre del dia"... jejeje

Mer: tienes razón. Es muy romántica, muy bonita. Y con una historia muy interesante. Ah! Y en verano ofrece muchas más posibilidades (excursiones, los canales, la playa no está lejos...)

Bimba: Me alegra que te gusten! Gracias por pasarte!

David: Graciassssssssss. Vi tu piso... por fin!!! Vaya peasso salón que tienes!!! Chico, me alegro por tí, ahora sí que ya puedes empezar a mirar en serio cosas para el piso, que esto está al caer!

Miss M dijo...

Ahí estuve yo de viaje de estudios hace mil años! Es preciosa.